WELCOME TO IOWA


• No olvides pasarte a leer la reglas y ambientación.

• También pasa a leer nuestro FAQ, en el encontrarás más datos sobre Iowa y el foro en general.

• Recuerda que sin color no puedes rolear, tienes 72 horas para terminar tu ficha. Ficha aceptada » Registros » Color.

• Las medidas para avatar son 180 x 400.

• A pesar de que el foro se ambienta en la ciudad de Des Moines, Iowa; solo se asimila a la real en el nombre y localización, el resto es invención de la administración.
YOUR FACE
Conectarse

Recuperar mi contraseña

NEW POSTS
Últimos temas
» Afiliación Élite [Naruto Roleros]
Dom Abr 26, 2015 8:09 am por Invitado

» Magic is Might (Retirar el botón - Elite)
Dom Abr 19, 2015 2:38 am por Invitado

» Unmasked - Afiliación Élite [Confirmación]
Sáb Abr 18, 2015 10:20 am por Invitado

» The Demon. |Erin|
Vie Abr 17, 2015 4:12 am por Erin C. Foster

» A World Of Heroes (élite)
Dom Abr 12, 2015 6:50 pm por Invitado

» My brand of heroin {Normal}
Sáb Abr 11, 2015 5:28 pm por Invitado

» Fiesta hasta arder [Lochan Radwańska]
Vie Abr 10, 2015 10:26 pm por Lochan Radwańska

» Are you fucking kidding me? ■ Lochan
Vie Abr 10, 2015 9:57 pm por Lochan Radwańska

» You really want to be here? |Erin| |Terminado|
Miér Abr 08, 2015 1:27 am por Aiden Blair

WHO'S THERE?
¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 24 el Vie Feb 06, 2015 5:08 am.
THE PEERS
Élite
Élites
(20/40)

Zonden Verboden

AFILIADOS NORMALES

Pain without love • Sadie. +18

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Pain without love • Sadie. +18

Mensaje por Sea L. Makhvil el Lun Mar 16, 2015 12:04 am

Sus labios se movían, la música salía directamente desde sus auriculares. El profesor daba la clase, ni la más mínima atención. Un muchacho jugaba con un mechero debajo de su mesa a un lado, la voz de Adam Gontier llenaba hasta el lugar más recóndito de su cabeza. Aquel era uno de los días buenos, esos donde casi no piensas en heroína, o cocaína, ni tampoco en los efectos del LSD, ni mucho menos, ni mucho menos, en lo bien que se siente colocar una pastilla en la lengua de quien sea, para después besarle.

Todo lo que tenía en esos momentos eran las líricas que solo ella podía escuchar, y el movimiento de su propio pie al ritmo de la canción. Trust me, i have a plan. Se echó hacía atrás en la silla, sintiendo sus músculos reclamar y el dolor prontamente atacarle, por el moretón que tenía en toda la espalda. Aun así, cuando sus orbes finamente encontraron algo interesante, algo que no podía dejar de observar; todo ese dolor que en otra ocasión la habría hecho maldecir y comenzar otra de aquellas discusiones con su profesor sobre educación y ética, se fue al carajo. 

Sadie. Tenía un nombre estúpido, sí. Pero por cosas de la vida, se lo había dicho mucho después de que aquel efecto tomara control de su cuerpo. Amor a primera vista, también era un término estúpido. ¿Cómo describirlo? 

“Me atraes”. 

Con eso estaba, esa era toda la definición que necesitaba para sí misma y que soltaría sin vergüenza alguna si sentía el impulso. Su pie continuó con su movimiento habitual, y lentamente relamió sus labios, bajando su mirada por todo el cuerpo femenino. ¿Era demasiado lujurioso hacer eso? ¿Era demasiado atrevido? Qué más daba. Si se daba cuenta, quizás hasta le enseñaba el dedo o algo. Ah, no. Esa era Raven.

—Hey. —soltó, cuando la canción ya comenzaba a llegar a su fin. —Dear.

O Love. O cualquier otra cosa que dejara en claro lo que le pasaba por la cabeza. Se enderezo en su asiento y comenzó a utilizar su mesa como batería, ya que ni siquiera había abierto un cuaderno para escribir ni nada parecido. Todo el mundo sabía que Sea iba a repetir curso, y la mitad se intuía que era adrede. Le dirigió una mirada al profesor, captando que estaba de espaldas, escribiendo en la pizarra. 

Con un pie hizo voltear su silla, y sin previo aviso; le tiro un lápiz a la cabeza a la muchacha. Sí, esa era la razón para traer un estuche. Sea no tenía mucho tacto, y no le importaba lo que le rodeaba. Todo el tiempo, Sea solo era Sea. Buscando con que divertirse, con que drogarse, saltando de acá para allá.


Última edición por Sea L. Makhvil el Dom Mar 22, 2015 12:52 pm, editado 2 veces

_________________
Bang bang, you're dead.
avatar
Sea L. Makhvil

Mensajes : 100

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pain without love • Sadie. +18

Mensaje por Sadie Deetz el Lun Mar 16, 2015 1:02 pm

Hice una nueva bola con otra hoja del cuaderno, comenzando a irritarme de no tener buenos resultados y la tiré a los pies de mi pupitre en lo que ya parecía un fuerte de papel, rodeándondome y protegiéndome de enemigos fronterizos; pues por lo visto hoy no me conformaba con ninguno de mis diseños y lo único que hacía era gastar papel y tinta, mientras que el profesor me miraba de reojo com desaprobación pero no parecia con demasiada motivación como para regañarme; probablemente estaría con las mismas ganas de estar en esa clase que la gran mayoría de los alumnos, o tal vez simplemente prefería tenerme callada y sin molestar que dando la lata como otros alumnos.

Me centré en mi nuevo proyecto, dejando bailar mi mano sobre la hoja sin tener nada claro sobre lo que iba a crear; la idea era dejar fluir mi imaginación y de ahí podía salir cualquier cosa… Poco a poco el diseño iba cobrando forma, un árbol con montones de ramificaciones y una gran copa de hojas secas, que lo que realmente formaba eran unos cuerpos esqueléticos que se estremecían y cuyos rostros sufrían y se mezclaban en la copa del mismo reproducidos en aquellas hojas.

Paré un segundo para observar el diseño cuando oí una voz frente a mí que llamaba a alguien, la cual no estaba segura si se dirigía a mi pues no decía mi nombre, solo decía “Dear”, pero fue lo suficiente para desconcentrarme de mi actividad, por lo que de modo reflejo alcé la mirada sin mover la cabeza, la cual seguía agachada frente al papel.

Y ahí estaban aquellos ojos dorados observándome con aquella mirada pícara y desenfadada; permanecí unos segundos con la mirada clavada en sus ojos, en silencio, como si mi mente no reaccionara ante el hecho de que ella me devolvía la mirada, solo analizando a la rubia como si mi cérebro se hubiera convertido en una CPU que estuviera procesando mucha información de repente. Aquella joven despertaba mi curiosidade sin duda, pero a la vez… fue entonces cuando caí en la cuenta. Sí, a la vez me incomodaba. Me incomodaba su manera tan directa de ser; me cohibía… Aparté la mirada tan rápido como pude y me centré nuevamente en mi dibujo, colocando mi mano diestra en mi frente y apoyando el codo en la mesa para poder tapar así mi rostro y principalmente mis ojos, pues me sentía observada. Con suerte dejaría de mirar.

Pero entonces noté algo que chocaba com mi cabeza… algo casualmente proveniente de la misma dirección de donde estaba la rubia… Por un momento pensé en fingir que no había notado nada pero llegué rápidamente a la conclusión de que sería demasiado estúpido. Como siempre dándole mil vueltas a las cosas… Por lo que alcé lentamente la cabeza para encontrarme nuevamente con aquellos ojos frente a mi, pero esta vez no solo con ellos, sino con toda ella… girada hacia mi pupitre, el cual estaba detrás del suyo. Seguido busqué con la mirada el “objeto agresor”, un lápiz… y lo cogí por uno de los extremos con delicadeza con la misma mano que hacía segundos sostenía mi frente – Creo… que se te ha caído… - dije con voz baja para que no me oyera el profesor, evitando hacer notar en mi tono de voz la ironía de la frase al dar por hecho que ella la captaría al ver como alzaba levemente las cejas en modo interrogativo, a la vez que mi mirada mostraba curiosidad mezclada con una leve inseguridad.

_________________
avatar
Sadie Deetz

Mensajes : 49

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pain without love • Sadie. +18

Mensaje por Sea L. Makhvil el Mar Mar 17, 2015 6:07 am

Venga, mírame.

Eso era lo que se le pasaba por la cabeza, ya mandando a la mierda la clase. Apoyo su codo en la mesa de la muchacha y después su mejilla sobre sus nudillos. La sonrisa burlona y divertida en su rostro se alzaba casi inconscientemente. Observó el lápiz que sostenía la pelinegra alzando ambas cejas. —No, te lo he tirado a la cabeza. —contestó automáticamente, pasando por encima de aquel sarcasmo. Ah, no podía explicar muy bien que era lo que le gustaba de Sadie. Solo le gustaba, y ya estaba. Con eso se conformaba totalmente.

Pasó su mirada por el cuello de la muchacha y después hasta la zona donde estarían sus pechos. —¿Nunca has pensado en usar un escote o algo así? —cuestionó, sin alzar su mirada. Tomo el objeto que había utilizado para llamar la atención de la tatuada y lo utilizo para rascar el interior de su oreja. —O mostrar más piel. —volvió a decir, soltando uno de esos típicos comentarios cuando una chica le gustaba, simplemente porque tenía el impulso de querer sacarles la ropa, y por ello le parecía ridícula que la llevaran puesta.

Sí, su mente no conocía muy bien la palabra lógica.

Sus orbes bajaron hasta el papel de la muchacha y soltó un silbido bajo. —¿Qué es eso? ¿Arte depresivo? —preguntó, pasando su mirada por toda aquella obra. —Mmh… —lentamente volvió a sonreír de medio lado, y después la miró directamente a los ojos. Eran de un bonito color negro. Estuvo un rato observándola de aquella forma, hasta que aquella voz apareció…

—Sea.

Al parecer, el profesor se había dado cuenta de que una de sus alumnas estaba mostrándole la espalda, apoyada en la mesa de alguien más. Sea no se volteó, continuó observando a Sadie.

—Sea Makhvil.

La rubia lentamente se dio vuelta.

—¿Sí, querido profesor?

—Date media vuelta ahora mismo y presta atención a la clase, si no quieres que te eche del salón.

La muchacha permaneció unos segundos en silencio, y después tomo del brazo a Sadie.

—¿Y por qué solo a mí? ¿No ve lo que ella está haciendo? Está dibujando. Y muy bien, a decir verdad. —agrego apresuradamente al final. Movió el brazo de Sadie de un lado a otro y volvió a hablar. —Debería expulsarnos a las dos. Eso sería lo justo.

—¿Es eso cierto, Sadie?

Sea se volteó para observar a la pelinegra. Ya vería la forma de lograr estar a sola con ellas aun si desmentía sus palabras, aunque al hacerlo fuera ella quien mintiera. 

_________________
Bang bang, you're dead.
avatar
Sea L. Makhvil

Mensajes : 100

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pain without love • Sadie. +18

Mensaje por Sadie Deetz el Miér Mar 18, 2015 5:38 pm

Era curioso cómo me atría la forma directa y clara de ser de algunas personas y a la vez me generaba esa dificultad a la hora de relacionarme con ellas; pues lo normal sería que si me agradase, también me facilitase el hablar con esa clase de gente; pero no, todo lo contrario, me hacía parecer más torpe e inútil de lo normal… Era como todo lo que me gustaba, era una regla de tres, parecía que para que algo me atrayese tenía que causarme cierto respeto o simplemente cohibirme o imponerme en cierto modo; podía ser que simplemente fuera masoquista.

Di por hecho que la rubia no tenía intención de recuperar su lápiz, al menos por el momento, por lo que con la misma delicadeza lo volví a dejar sobre mi pupitre, comenzando a juguetear con él haciéndole dar vueltas para así poder evitar la descarada mirada de la chica, la cual parecía hacer aquello cada vez más adrede. Entonces dejé repentinamente mi nueva distracción al oír el comentario de la joven, ¿me estaba vacilando?, alcé la mirada hacia ella comprobando que me estaba mirando a la altura del pecho y luego me miré hacia esa zona, viendo únicamente el logotipo de una banda sobre la tela desgastada negra de mi amplia camiseta de anchos tirantes “Avenged Sevenfold”, era la banda de ese día – Eh… un esco… mostrar más… - comenzaba a repetir sus palabras sin llegar a acabarlas al ver el poco sentido que hacían en mi cabeza al pronunciarlas en voz alta – ¿Para qué iba a necesitar enseñar más piel? – dije sintiéndome algo violada con su mirada a la vez que tomaba el hombro de mi chaqueta, el cual permanecía caído a mitad de mi brazo diestro y tapaba por completo éste, colocándola bien en su sitio de modo defensivo. No era que yo tuviera grandes problemas en mostrar mi cuerpo pero desde luego no me agradaba que me auscultaran con la mirada…

Entonces la chica bajo su mirada hacia mi dibujo cambiando drásticamente de asunto; parecía que cualquier cosa llamaba la atención de la rubia – No es arte depresivo es… - observé mi dibujo torciendo el gesto al darme cuenta de que concordaba finalmente con ella – Bueno… es… es… es otro de mis vómitos mentales sobre papel – finalicé soltando un bufido al no agradarme por nonagésima vez otro de los diseños hechos en esa aula; arrancando la hoja del cuaderno y haciéndola una bola para seguido dejarlo con desprecio a mi lado.

Seguido alcé la mirada para encontrarme con la de Sea nuevamente, esta vez ella me miraba con esa sonrisa burlona que hacía que me rallara tratando de averiguar el qué pasaría por su perversa mente – Mmm… - mire a un lado y a otro tratando de no permanecer con la vista fija en ella para luego volver a posarla en sus ojos – No tengo drogas – dije sin más con cara de "poker face", no sabía si bromeando o como modo desesperado de hacer que dejara de mirarme, simplemente mi cerebro no pensó, lo solté y ya; probablemente como uno de esos comentarios que una vez lo haces luego piensas ¿qué?,¿por qué mierda dijiste eso?

Entonces el profesor me salvó. Respiré aliviada por unos segundos hasta qué… ¿QUÉ?, Sea tomo mi brazo y me acusó de estar dibujando para luego ponerme entre la espada y la pared haciéndome confesar o al menos intentándolo.

El profesor se me quedó mirando fijamente al igual que el resto de la clase, ¿qué había hecho yo para merecerme eso?, yo solo quería pasar desapercibida… Todo eso era culpa de Sea… - Yo… eh… yo solo estaba… - miré a Sea unos segundos buscando ayuda en su mirada para darme cuenta al segundo que en ella solo encontraría más problemas por lo que miré de nuevo al profesor.

- Señorita Deetz no estamos aquí para perder el tiempo con usted y su amiguita, si quieren hacer el tonto tienen mucho espacio en el patio; aquí se viene a aprender – comentó el profesor ya con el gesto más severo empezando a perder la paciencia por ver que yo no contestaba - ¡Pero…! ¡Si yo solo estaba…! – resoplé agotada y miré a Sea de refilón como diciéndola con la mirada “tú ganas, pero me las pagarás” – Esta bien… I’m guilty… - alcé las manos en posición de detenida de modo aburrido y me levanté cansadamente, pues ya me había cansado de estar en clase, de aguantar los exámenes visuales y lo peor de todo… al profesor.

Caminé hacia la puerta con la mirada fija en Sea, esperando a que ella hiciera el mismo camino; no sabía muy bien por qué, pues en parte quería huir de ella… pero otra parte de mi la quería cerca… - Se el camino a la puerta… - finalicé dirigiéndome al profesor mientras los alumnos cuchicheaban cosa que a mí me importaba un cero a la izquierda.

El profesor quedó desconcertado, a espera de una disculpa para poder permanecer en clase, pero como todo hombre con mínimo de ego… fingió… - ¡Eso!, ¡Fuera de mi clase!, ¡Qué YO os expulso!

_________________
avatar
Sadie Deetz

Mensajes : 49

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pain without love • Sadie. +18

Mensaje por Sea L. Makhvil el Jue Mar 19, 2015 9:02 am

La sonrisa complacida de Sea tendría que haber sido enmarcada en un cuadro o en algo, y el brillo travieso en sus ojos al observar como la muchacha se declaraba culpable era uno de esos sucesos que no avecinaba nada bueno. Se levantó de su asiento sin prestarle más atención al profesor y camino detrás de la pelinegra, teniendo la oportunidad también de observar su trasero.

Si tan solo usara ropa más ajustadas, o simplemente no la utilizara. Si tan solo no estuviera aquel viejo gritándoles mientras se dirigían a la puerta, podría tocarla. Y, mierda, quería tocarla. Siempre quería hacerlo, aparte de jugarle bromas pesadas y observarla actuar de esa manera que siempre terminaba por provocar sensaciones... sexuales, sí, sexuales, en ella.

Se relamió los labios y cerró la puerta detrás de si cuando finalmente salieron al pasillo. —Ya, esta es la parte donde nos vamos al baño y tenemos sexo dentro de uno de los cubículos. —le comento a la muchacha, pero fue advertida por un grito del profesor apenas termino la frase. —O, nos vamos a la biblioteca a estudiar como las muy arrepentidas alumnas que somos. —corrigió después, rodando los ojos y terminando por volver a observar a la muchacha. Y en sus orbes se podía ver que no tenía ninguna intención más que cumplir con lo primero que había dicho.

Miro de un lado a otro, asegurándose de que no hubiera ninguna monja o profesor, y al comprobarlo, sonrió y se colocó uno de los audífonos que se había quitado. —No te me escapes. —fue lo primero que comento, como si pudiera leerle la mente a la muchacha. Se colocó detrás de ella y la abrazo por la cintura. Sí, Sea era demasiado atrevida, demasiado egoísta, demasiado despreocupada como para aguantarse una corta caminata antes de actuar. Por ello, probablemente recibiera un empujón o, mejor aún, una cachetada. Tampoco le importaba a decir verdad.

Apoyo su barbilla en el hombro de la muchacha, y cuando la misma canción que había estado escuchando en clases comenzó, volvió a observar el pasillo, encontrándose con solo unas pocas personas transitando más a lo lejos. Estaba reteniendo a Sadie. La apretó contra sí y empezó a moverse en dirección a los baños. Si te preguntas el que si le importaría forzar a una persona a tener sexo con ella; la respuesta es no. 

_________________
Bang bang, you're dead.
avatar
Sea L. Makhvil

Mensajes : 100

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pain without love • Sadie. +18

Mensaje por Sadie Deetz el Jue Mar 19, 2015 7:04 pm

Una vez salí del aula me paré en seco sin querer mirar atrás, a espera de que Sea me alcanzara y no pasara de largo, sino que se quedara conmigo, como siempre contradiciéndome a mí misma; y fue entonces que oí la puerta cerrarse y aquella burlona voz a mis espaldas haciendo referencia a uno de los muchos usos del cuarto de baño, el cual fue acallado rápidamente por el profesor al otro lado de la pared, gritando de mal humor cualquier cosa a la que no presté atención, habiendo oído únicamente las palabras “Makhvil” y “castigo”; sinceramente me parecía bastante más interesante lo que decía la rubia o bueno no interesante… llamativo, a pesar de fuera de lugar, como todo lo que ella decía; pues parecía que se rasuraba la lengua a diario.
 
Me di media vuelta hacia ella al escucharla concluir su frase con la parte más absurda de todas; esa de ir a la biblioteca a estudiar como niñas arrepentidas y una leve risa se escapó entre mis labios negando con la cabeza – Tú no tienes filtro, ¿no? – dije cruzándome de brazos como si tratara de mostrarme seria aunque se notaba que mi postura era más bien descontraída, o al menos, intentaba estarlo teniendo en cuenta que frente a mi estaba Sea… - Tienes una manera muy romántica de abordar a las personas, sabes… - alcé una ceja de modo judgativo aunque la verdad era que no me estaba molestando su actitud; algo extraño en mí pues lo normal era que si me trataban así mandara a la mierda a dicha persona pero Sea… ella tenía ese algo que hacía que esa forma tan grosera de ser la viniera como anillo al dedo y de hecho resultaba ciertamente sexy, o al menos a mí me lo resultaba, pero claro está, yo esos pensamientos no las mostraba tan fácilmente como parecía hacer ella.
 
Entonces me di cuenta de lo que estaba haciendo, me estaba dejando llevar demasiado por mi imaginación mientras observaba esa melena despeinada, esos ojos que parecían comer con la mirada y esos labios siempre húmedos a causa de sus constantes relamidos; carraspeé y miré en otra dirección para no mantener más tiempo ese contacto visual y cortar cualquier conexión que pudiera estar creando en mi mente o en la suya, si es que así era; lo mejor sería largarse de ahí, pues no quería entrar en terreno pantanoso del que luego no sabía salir.
 
- Sea… - fue lo único que salió de mis labios al sentir los brazos de la joven alrededor de mi cintura en el mismo momento que yo iba a intentar fugarme, ¿qué demonios hacía?, eso ya era pasarse de la raya. Tomé sus muñecas con mis manos algo tensa para apartarla cuando noté que apoyaba su barbilla sobre mi hombro derecho; tiré levemente de sus muñecas justo en el momento que ella apretó para asegurarme con algo más de fuerza. Miré a ambos lados del pasillo, como si fuese a encontrar una salida a aquello aún sujetando las muñecas de la rubia – Sea… ¿qué estás haciendo?


Para entonces ya caminaba forzadamente hacia los baños aun pensando a mil por hora que hacer, viendo poco a poco como se aproximaba la puerta de entrada. ¿Por qué no reaccionaba?, ¿realmente quería huir? Entonces acabé por separar sus brazos de mi cuerpo tirando de sus muñecas sin ser brusca y me di media vuelta con agilidad pasando uno de mis brazos por encima de mí, de modo que ahora quedábamos de frente y Sea quedaba con sus muñecas cruzadas en mi poder. Pero no paré el paso, dejé que siguiera caminando - ¿Te parece normal secuestrar a una alumna en los lavabos de las señoras? – pregunté tratando de mostrar firmeza aunque en mi voz se notaba cierto temblor, al igual que en mis manos; pues quería fingir que controlaba la situación pero lo cierto era que estaba nerviosa, ¡esa chica me imponía joder!
 
Una vez cruzamos la puerta del baño, aún cogiéndola por las muñecas, di un leve empujón a la puerta para cerrarla tras nosotras, quedando así solas en el baño y una vez fue así me detuve conteniendo la respiración, mirándola fijamente y la solté repentinamente como si me hubiera dado una descarga eléctrica, bajando la mirada un segundo y respirando a la vez que me mordía los labios. ¿Qué se supone qué iba a hacer ahora?, ¿por qué diablos había seguido caminando hasta ahí y nos había cerrado en el baño?
 

Me di media vuelta y caminé hacia uno de los lavabos, apoyando mis manos en él mientras fingía que observaba mi reflejo en el espejo, aunque lo que hacía realmente era observar a Sea - ¿Siempre tratas así a las personas? – pregunté tratando de hacer tiempo a mi mente para saber qué era lo que estaba haciendo allí, con aquella chica.

_________________
avatar
Sadie Deetz

Mensajes : 49

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pain without love • Sadie. +18

Mensaje por Sea L. Makhvil el Sáb Mar 21, 2015 11:46 am

 —Te arrastro al baño. —contestó automáticamente sin dejar de caminar. Y, bueno, lo que pasaría allí ya se lo había dicho, así que no iba a repetirlo. Chasqueo la lengua y volvió a dirigirle una mirada a su alrededor, si cualquiera les veía sus planes se iban a joder en un chasquido de dedos. Aunque a decir verdad, la idea de un plan resultaba demasiado tediosa para alguien como Sea.

Se trataba más bien de… “improvisar”.

Y ni siquiera se dio cuenta de cómo la pelinegra se le escapo hasta que al voltearse ya tenía las muñecas cruzadas. Frunció el ceño y observó sus extremidades para después pasar el rostro femenino, enarco una ceja. ¿Ahora la haría retroceder? ¿La empujaría? O, no, ya sabía. Iba a…

Sadie continuó caminando y la sonrisa ladina de Sea volvió a extenderse lentamente por su rostro. —Que buena chica eres, Sadie. —dijo, sin poder detener la burla en su voz. Se adentraron en el baño y una vez la muchacha cerró la puerta detrás de sí, la rubia se estiro perezosamente y volvió a clavar sus orbes en el cuerpo ajeno.

—Sí. —respondió sin tapujos, encogiéndose de hombros. —¿Por qué lo haría de otra forma? —cuestiono, rascando detrás de su oreja mientras volvía a enarcar una ceja en dirección a la Deetz. Levanto un dedo cuando una idea le paso por la cabeza y caminando de espaldas, abrió la puerta de una patada y después se estiro hacia atrás para darle una última mirada al pasillo. Ya estaba.

—No es nada del otro mundo, cariño. Solo me gustas. —dijo una vez volvió al interior del lugar, y sus manos buscaron el cuerpo de la muchacha; hasta que terminó por apegarla contra sí, observando los labios que tenía a centímetros de distancia. —Quiero hacértelo y toda esa mierda, ¿es tan difícil de ver? —no podía callarse, ni siquiera besarla y ahorrarse esas palabras. Era simplemente parte de su personalidad el comportarse como una canalla con todas las personas que le rodeaban, pero cualquiera que la mirara en aquellos momentos podía notar que cuando observaba a Sadie; no estaba mintiendo. No se lo estaba diciendo para conseguir drogas gratis de parte de una ilusa traficante primeriza, no lo estaba diciendo para jugarle con la mente, no para en realidad, burlarse en su interior de lo estúpida que era.

De verdad le gustaba. Metió lentamente las manos dentro de la camiseta ajena y acaricio la piel expuesta, tomando entre sus labios el labio inferior de la muchacha y tironeándolo después lentamente con sus dientes. Le dio un par de besos en la barbilla y pasó su húmeda lengua por aquel cuello hasta llegar al lóbulo de su oreja. Quería devorarla lentamente, ese era su instinto. En cualquier otra situación habría atacado impulsiva y casi violentamente, pasando absolutamente por encima de la persona en cuestión.

Pero le gustaba la calidez del cuerpo de Sadie, y por ello su boca mordió la piel pálida hasta dejar una marca. —Si quieres que me detenga… —susurro sobre la oreja ajena. —ahórratelo, porque no lo haré.


_________________
Bang bang, you're dead.
avatar
Sea L. Makhvil

Mensajes : 100

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pain without love • Sadie. +18

Mensaje por Sadie Deetz el Sáb Mar 21, 2015 8:15 pm

Alcé ambas cejas con gesto irónico ante la respuesta de la rubia, pues la verdad la pegaba bastante actuar así con todo el mundo, pero eso no quería decir que yo tuviese que tomármelo con naturalidad… hacía mucho que no me encontraba en una situación así estando serena, tanto… que ni me acordaba o al menos no estaba lo suficientemente sosegada para conseguir hacer memoria; la costumbre para mí era conseguir relacionarme en ese tipo de momentos estando únicamente bajo los efectos del alcohol o alguna droga, sino podía decir que perdía cualquier naturalidad, volviéndome incapaz de sentirme relajada y cómoda ante tales expectativas.

Entonces vi que Sea abrió la puerta nuevamente y se asomó, ¿y ahora qué hacía?, no se me pasó por la cabeza que fuera a marcharse pero tratándose de ella cualquier cosa podía ser… Seguido observé por el reflejo del espejo como se acercaba hacia mí hasta nuevamente tomarme entre sus manos, girándome de modo automático y lento hacia ella, quedando ambas de frente e ignorando o fingiendo que ignoraba su comentario sobre que la gustaba, ¿qué podía decir?, ella a mí también me atraía, pero no pensaba decirlo…

Sentí el cuerpo de la joven contra el mío cuando me acercó más a ella y me dejé llevar, siendo nuevamente guiada cuasi como una muñeca. Mi respiración se paró en seco al oírla decir lo que quería hacer conmigo, mientras observaba sus labios a tan escasa distancia de mí que podía sentir su respiración salir entre los mismos y entonces fue cuando noté su mano pasar por el interior de mi camiseta, acariciando mi piel y haciendo que mi vello se erizase a su paso; a la vez que tomó mi labio inferior entre los suyos, estremeciéndome de placer y dejando relajado el mismo para dejar que jugara con él a su agrado. Una vez lo soltó me relamí el mismo suavemente sintiendo el sabor de la joven, mientras me dejaba hacer por la rubia, la cual seguía besándome por la barbilla para luego lamer mi cuello a la vez que yo dejaba caer mi cabeza lentamente para atrás y cerraba los ojos para deleitarme con la sensación de su húmeda lengua sobre mi piel hasta que llegó a mi oreja izquierda y tomé su nuca con delicadeza, masajeándola lentamente a la vez que con ello revolvía su cabello.

Yo no sabía cómo comenzar todo aquello, pero estaba claro que con Sea no tenía que preocuparme por eso, por lo que tratando de dejar de pensar, únicamente me dejé llevar. Sonreí con cierta picardía mezclada con aún un toque de vergüenza al oír lo que me decía al oído – Si sigues hablándome así al oído la que no se podrá detener soy yo… - contesté en tono bajo apartando lo justo mi rostro del suyo para poder mirarla a los ojos y sonreír nuevamente con picardía. Luego volví a arrimarme a ella para rozar mis labios con los suyos dejando finalmente escapar mi lengua para pasarla suavemente por sus labios y unirla después a un húmedo beso en el cual succionaba con la misma suavidad primero el labio superior y luego el inferior, centrándome más en la carnosidad del segundo.

Mis manos se posaron en su cintura y sintieron la bien esculpida figura de la joven, subiendo lentamente y pasando hacia el frente hasta encontrarme por debajo de sus pechos pero sin atreverme aun a tocarla, por lo que me dediqué a contornearlos por el exterior hasta llegar a ambos costados a la altura de los mismos.

Dejé de besarla un momento y bajé la mirada sin apartar las manos, poniéndome nerviosa por momentos; la seguridad en mi misma no era mi punto fuerte… luego la miré nuevamente – Si hago algo que no te guste… puedes decírmelo – en el momento me pareció muy lógico mi comentario, pero al instante siguiente me di cuenta de lo ridículo que podía haber sonado, para Sea lo más probable es que si hubiera que pedirla algo es que dejara de decir lo que pensaba… Pero así era yo… desde luego no tan directa ni lanzada como Sea.

_________________
avatar
Sadie Deetz

Mensajes : 49

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pain without love • Sadie. +18

Mensaje por Sea L. Makhvil el Dom Mar 22, 2015 12:52 pm

Se le estaba alborotando la hormona. Así tal cual sonaba. Devorarla con len… a la mierda con eso. Tironeo con brusquedad el labio inferior de la muchacha cuando ésta terminó con el beso y simplemente chasqueo la lengua al escuchar sus palabras, besándola con necesidad apenas terminó de hablar. Sin darse cuenta se acercó aun más, hasta terminar por sentir sus propios senos contra los de aquella fémina. Gruño contra sus labios y tomo su camiseta, quitándosela con rapidez y arrojándola a un lado.

Nunca traía sostén. ¿Por qué? Comodidad. Sus pechos eran demasiado pequeños como para llegar a caerse, así que era una pérdida de tiempo. Volvió a juntar sus bocas y cerniéndose sobre ella; adentro su mano en el pantalón ajeno. Los jadeos que salían de entre ese beso dejaban en claro que la lujuria ya se había apoderado de ella por completo, y no tenía la paciencia para esperar más. El calor aumentaba conforme su mano bajaba más y más. Su dedo pasó por aquella entrada con lentitud, y solo le basto repetir la acción una vez para volver a sentir una sacudida de deseo.

Buscó aquel punto en especial y lo rozo, comenzando a mover su mano de arriba a abajo, cada vez con más rapidez y brusquedad. Simplemente no podía detenerse y no tenía la más mínima intención de hacerlo tampoco.

—Mierda. —gruñó antes de romper con aquel beso, bajándole los pantalones hasta poder arrojarlos al igual que con su propia camiseta. Se inclinó y la tomo por los muslos, acercándola a ella. La ropa interior estorbaba. Jaló de esta hasta romperla y cuando el sexo de la Deetz quedó expuesto, alzo la mirada y sacó su lengua con diversión.

Al principio fue su aliento cálido el que choco contra la intimidad femenina, hasta que la lengua de la rubia paso por encima una sola vez con parsimonia y lentitud; para después adentrarse por completo y comenzar a moverse con rapidez y descontrol. Sus dedos se clavaron en los muslos ajenos y no despego su mirada de la ajena. No importaba si se corría, no importaba si sus jugos terminaban resbalando por su barbilla; le daba igual.
avatar
Sea L. Makhvil

Mensajes : 100

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pain without love • Sadie. +18

Mensaje por Sadie Deetz el Lun Mar 23, 2015 7:50 pm

Aquel chasquido de lengua me bastó para entender que la rubia no quería más charla, y el ver y sentir sus siguientes actos saber que lo que quería era más acción; joder… estábamos hablando de Sea… Seguí aquel beso que me proporcionaba la joven sintiendo la energía y pasión que transmitía en él y la cuál se volvía recíproca de inmediato, apartando las manos de su cuerpo al ver que pretendía deshacerse de la carga de aquella camiseta, dejando así al descubierto sus senos, los cuales ahora quedaban completamente pegados a mi pecho, tomándola por la cintura y apegándola a mí para sentirla lo máximo posible, a la vez que me controlaba por no mirar hacia la zona descubierta a pesar de que lo deseaba. Ya tendría tiempo de disfrutarla… ahora estaba centrada en otra cosa.

Entonces sentí la mano de la joven bajar por dentro de mi pantalón hasta llegar a la zona indicada, sintiendo su mano acariciar mi sexo, el cual aún permanecía cubierto por mi ropa interior, pero la excitación ya era completa… notaba como la tela se humedecía con el paso de sus dedos mientras que unos suaves y aún contenidos gemidos se escapaban entre mis labios a la vez que besaba a la joven.

Al oír a Sea maldecir perdí toda la concentración de golpe, ¿y ahora qué?, la miré tragando saliva debido a la excitación sin tener aun nada que decir, pues mi cabeza estaba demasiado colocada de placer para deletrear una sola palabra; pero no hizo falta… al instante la joven bajó mis pantalones, ayudándola yo, después de haber tirado con prisa y cierta torpeza los zapatos, levantando ambos pies para que pudiera arrojar los ya mencionados pantalones sin problema. Cuando rompió mi ropa interior con aquella erótica violencia, un estremecimiento recorrió mi cuerpo, desde luego esa chica sabía cómo poner a alguien a tono… era toda lujuria…

Sostuve su mirada a la vez que apoyaba mis manos en el lavabo detrás de mí y me mordí el labio inferior con cierta timidez sin poder esconder una sonrisa ante la picardía de la rubia; segundos después sentía su aliento contra mi sexo haciendo que mi respiración se volviera más lenta y pesada intentando controlar la excitación que había en mí y justo entonces pasó su lengua por la zona haciendo que de inmediato cerrara los ojos y abriera la boca en un gesto de placer, dejando exalar el aire junto con un gemido, mientras que los musculos internos de mis muslos y de mi sexo se tensaban.

Para cuando comenzó a trabajar con rapidez tuve que apoyar mi trasero junto a mis manos en el lavabo, sintiendo que las piernas comenzaban a flaquearme de puro placer y que en cualquier momento no darían más de sí y caería al suelo. Con mi mano izquierda tomé la cabeza de la joven y comencé a acariciarla para luego tomarla de los cabellos con algo más de brusquedad cada vez que sentía un latigazo de placer que recorría mi cuerpo entero.

Dejé que siguiera, sintiendo la respiración cada vez más acelerada y dejando los gemidos que salieran ya sin ninguna censura, sintiéndome totalmente descontrolada ante el placer que la rubia me estaba dando. Bajé mi mano libre hasta alcanzar uno de sus pechos, comenzando a masajearlo mientras mi mente solo pensaba en lamerlo, morderlo y devorarlo; pero ya estaba casi… Y fue aquel gemido, el mayor de todos, el que me llevó al cielo…

Caí de rodillas frente a la joven y apoyé mi frente en su hombro, intentando recuperar la respiración mientras que mis manos reposaban en los muslos de Sea. Pasados unos segundos alcé la mirada y la miré con los ojos entrecerrados y la cara totalmente relajada, muestra de lo que acababa de hacer conmigo Sea. Posé ambas manos con máxima suavidad en ambos lados de la mandíbula de la joven y acaricié su rostro para luego posar unos suaves besos en sus labios a modo de agradecimiento; yo era así, ahora me apetecía abrazarla y besarla con ternura, pero entonces me di cuenta de con quién estaba y agaché la cabeza nuevamente apartando las manos.

Volví a alzar la mirada y sin más posé una mano en su pecho empujándola hacia atrás para que se tumbara, esperando que lo hiciera, ahora la haría disfrutar yo… Si se dejaba…

_________________
avatar
Sadie Deetz

Mensajes : 49

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pain without love • Sadie. +18

Mensaje por Sea L. Makhvil el Mar Mar 24, 2015 1:37 pm

¿Qué haces, dear?

Fue la pregunta que apareció flotando en el interior de su cabeza al sentir aquellos suaves besos sobre sus labios, sin ser correspondidos. Porque no había forma de hacer aquello, de sentir algo más que lujuria. De verla como algo más que un juguete, y aunque resultara innecesario repetirlo o tan solo por un segundo distraerse con algo como eso, fue lo que su cuerpo demostró ante su repentina quietud. Espero que la muchacha volviera a alejarse, y se relamió los labios. —Tienes una extraña forma de hacerlo, Sadie. —comento, sonriendo ladinamente como si todo el asunto le causara gracia. Aunque estuviera ardiendo.

Se dejó caer hacia atrás y clavo la mirada en el techo, limpio y blanquecino del baño de mujeres. Sí, ya sabía cómo iba a terminar todo aquello. Ahora lo único que quedaba por hacer era dejarse llevar, como cuando te inyectas algo, básicamente ir a por la sensación y dejar todo lo demás de lado. ¿Qué diferencia hay entre una jeringa y una persona? Para Sea, ninguna. Inclusive cuando miraba a Sadie, lo que se le venía a la cabeza era un gusto crudo. Ganas de saborearla, probarla como si fuera una nueva pastilla, un prometedor éxtasis. Pero las personas… las personas no son pastillas, una vez se deshacen en tu lengua o en tu estómago, desaparecen.

Era sencillo solo pasar la mirada por las líneas desgastadas del techo, y abrir más las piernas una vez se sentía la lengua intrusa. Una, dos, tres lamidas. Un recorrido que comenzaba en su espalda baja y terminaba en su nuca; provocando que se arqueara y jadeara, que cerrara los ojos y se olvidara de absolutamente todo, inclusive quien era la persona que estaba dándole aquel placer. Solo es la culmine de un juego. Pierdes o ganas. Solamente logrando lo segundo si es que en un principio ya tenías un objetivo en claro, y en aquel; era el sexo.

En cuanto la última sacudida le hizo bajar por una montaña rusa imaginaria, se abalanzo sobre el cuerpo ajeno. Como si ella no fuera más que un animal, y en aquel momento se sentía como uno. Ya había dejado de pensar en cualquier cosa, solo hundía su rostro en el cuello femenino, mordía y besaba, pasaba sus manos por los suaves pechos y lentamente se colaba entre sus piernas, hasta que el roce de sus sexos volvía a provocarle otro escalofrió.

Mordisqueo su mandíbula y jadeo contra esta, escuchando levemente el sonido de pasos y voces por el pasillo. Quizás el descanso ya había comenzado, no le importaba. Mordió su piel y tironeo de sus pezones, mordisqueo sus senos hasta dejar marcas rojizas y sin darse cuenta se volvió más violenta en sus movimientos. Quizás era el deseo por Sadie, quizás era su falta de sensibilidad en todo lo que estaba haciendo en aquellos momentos. Solo moviéndose y siguiendo sus instintos, lo que fuera que le diera más placer.

Ya que, a fin de cuentas, Sea era una adicta. Y ese es el centro de todo adicto: egoísmo.

El movimiento de su cadera se hizo más brusco y los chupones que dejaba en la muchacha se movieron hasta su hombro, su cuello; su lengua acaricio su mejilla y un gemido ahogado le hizo apretar los dientes. Sus uñas bajaron por las costillas ajenas, hasta llegar a los muslos que araño y apretó con crueldad. En aquel momento, el orgasmo estaba demasiado cerca como para pensar en cualquier otra cosa.
avatar
Sea L. Makhvil

Mensajes : 100

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pain without love • Sadie. +18

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.