WELCOME TO IOWA


• No olvides pasarte a leer la reglas y ambientación.

• También pasa a leer nuestro FAQ, en el encontrarás más datos sobre Iowa y el foro en general.

• Recuerda que sin color no puedes rolear, tienes 72 horas para terminar tu ficha. Ficha aceptada » Registros » Color.

• Las medidas para avatar son 180 x 400.

• A pesar de que el foro se ambienta en la ciudad de Des Moines, Iowa; solo se asimila a la real en el nombre y localización, el resto es invención de la administración.
YOUR FACE
Conectarse

Recuperar mi contraseña

NEW POSTS
Últimos temas
» Afiliación Élite [Naruto Roleros]
Dom Abr 26, 2015 8:09 am por Invitado

» Magic is Might (Retirar el botón - Elite)
Dom Abr 19, 2015 2:38 am por Invitado

» Unmasked - Afiliación Élite [Confirmación]
Sáb Abr 18, 2015 10:20 am por Invitado

» The Demon. |Erin|
Vie Abr 17, 2015 4:12 am por Erin C. Foster

» A World Of Heroes (élite)
Dom Abr 12, 2015 6:50 pm por Invitado

» My brand of heroin {Normal}
Sáb Abr 11, 2015 5:28 pm por Invitado

» Fiesta hasta arder [Lochan Radwańska]
Vie Abr 10, 2015 10:26 pm por Lochan Radwańska

» Are you fucking kidding me? ■ Lochan
Vie Abr 10, 2015 9:57 pm por Lochan Radwańska

» You really want to be here? |Erin| |Terminado|
Miér Abr 08, 2015 1:27 am por Aiden Blair

WHO'S THERE?
¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 24 el Vie Feb 06, 2015 5:08 am.
THE PEERS
Élite
Élites
(20/40)

Zonden Verboden

AFILIADOS NORMALES

And here we go • Raven.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

And here we go • Raven.

Mensaje por Sea L. Makhvil el Lun Mar 16, 2015 1:48 am

Punto uno. Dolía como la puta mierda. Punto dos. La gasa no ayudaba en nada. Punto tres. No iba a volver para la misma porquería inútil de siempre. Esta vez, la lengua larga de la muchacha había finalmente visto crecer sus frutos; una chica en el comedor había intentado matarla por decirle que comía como si esa fuera a ser su última cena. Ah, y que tenía algo resbalándole por la barbilla. No, no era su dignidad, sino salsa.

No fue una sorpresa el que la joven con problemas de autocontrol de la ira intentara acabar con su vida en pleno almuerzo. Sin embargo, las cosas habían acabado “bien”. O eso dijo la enfermera, mientras colocaba la gasa con toda la brusquedad que una persona que odia a los adolescentes puede tener. Y más si apestan a drogadictos.

La pelirroja había sido tan amable de clavarle un tenedor en el brazo y, ¿sabes?, las malditas películas mienten. Cuando al tipo le clavan un tenedor, ni siquiera parece reaccionar. Pero, te clavan un maldito tenedor en el brazo cuando intentas cubrirte el rostro y no hay dios en la tierra que pueda obligarte a dejar de maldecir y gritar. ¿Exagerada? Sí. ¿Propio de la muchacha? También.

Y lo peor es que después había terminado por hartarse y pelear también, acabando las dos por ser separadas y no de la manera más delicada. Aunque al menos a ella no la habían sedado, la mera introducción de la jeringa en su entorno visual fue suficiente para que se calmara, levantara ambas manos y soltara “¡Ya, ya! No es necesario, lo juro. Me pongo a saltar en un pie, pero no hagas esa mierda.”

Y así, había terminado en la enfermería, y de la enfermería en el pasillo de las habitaciones. Estaba buscando la propia, aunque siendo honestos: estaba desorientada. ¿30? ¿Cuál era su número? Mierda, ya se le había olvidado de nuevo.

Dio un par de patadas suaves a unas cuantas puertas, pero todo lo que consiguió fue miradas fulminantes, nerviosas y frías por parte de gente la equivocada. Entonces, ¿a dónde demonios voy? Se preguntó, después de haber estado dando vueltas por el tiempo suficiente como para que la herida le hiciera pensar en cosas necesariamente horribles para subirse el humor.

Finalmente, cuando reconoció un número en una de las puertas. No el que buscaba, no en el que debería fijarse; volvió a dar el mismo par de patadas suaves con la punta del pie, porque levantar los brazos era demasiado trabajo, y espero pacientemente a que la chica abriera. “Amor mío, he vuelto de la guerra.” Y mostraría sus cicatrices de batalla. “¿No vas a recibirme con un poco de sexo? O vistiendo algo más sexy, vamos, muestra algo de piel”, y, le cerrarían la puerta en la cara. 

_________________
Bang bang, you're dead.
avatar
Sea L. Makhvil

Mensajes : 100

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.