WELCOME TO IOWA


• No olvides pasarte a leer la reglas y ambientación.

• También pasa a leer nuestro FAQ, en el encontrarás más datos sobre Iowa y el foro en general.

• Recuerda que sin color no puedes rolear, tienes 72 horas para terminar tu ficha. Ficha aceptada » Registros » Color.

• Las medidas para avatar son 180 x 400.

• A pesar de que el foro se ambienta en la ciudad de Des Moines, Iowa; solo se asimila a la real en el nombre y localización, el resto es invención de la administración.
YOUR FACE
Conectarse

Recuperar mi contraseña

NEW POSTS
Últimos temas
» Afiliación Élite [Naruto Roleros]
Dom Abr 26, 2015 8:09 am por Invitado

» Magic is Might (Retirar el botón - Elite)
Dom Abr 19, 2015 2:38 am por Invitado

» Unmasked - Afiliación Élite [Confirmación]
Sáb Abr 18, 2015 10:20 am por Invitado

» The Demon. |Erin|
Vie Abr 17, 2015 4:12 am por Erin C. Foster

» A World Of Heroes (élite)
Dom Abr 12, 2015 6:50 pm por Invitado

» My brand of heroin {Normal}
Sáb Abr 11, 2015 5:28 pm por Invitado

» Fiesta hasta arder [Lochan Radwańska]
Vie Abr 10, 2015 10:26 pm por Lochan Radwańska

» Are you fucking kidding me? ■ Lochan
Vie Abr 10, 2015 9:57 pm por Lochan Radwańska

» You really want to be here? |Erin| |Terminado|
Miér Abr 08, 2015 1:27 am por Aiden Blair

WHO'S THERE?
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 24 el Vie Feb 06, 2015 5:08 am.
THE PEERS
Élite
Élites
(20/40)

Zonden Verboden

AFILIADOS NORMALES

Chronicles of a merman || Kyle's ID

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Chronicles of a merman || Kyle's ID

Mensaje por Kyle L. Andrew el Dom Mar 29, 2015 2:11 pm

Kyle


I'll find my way back to you

Nombre completo: Kyle Lee Andrew
Edad: 17
Nacionalidad: California (EEUU)
Orientación sexual: No definida
Grupo: Schizophrenia
Nombre del pb: Aquamarin (youtuber)

Personalidad e historia.


Evaluación psiquiátrica:
Paciente de diecisiete años. Se muestra poco colaborador. Repite una y otra vez “que debe volver al mar con su gente”. Cuanto le pregunto el motivo vuelve a repetir que su lugar está con las sirenas y los tritones de su reino. Parece negar su humanidad. Orientado en las tres esferas, a pesar de ello. Después de mucho intentarlo he conseguido que me confiese que echa de menos a su amigo, Michael, y que debe volver con él al océano. Al encontrarme sin resultados he decidido hacer pasar a la madre. Al parecer el padre del paciente murió cuando era muy pequeño, y no lo recuerda. La madre me cuenta que hace unos cuantos veranos, su mejor amigo se ahogó, y que desde entonces ha estado actuando de manera extraña. La conclusión es, a falta de episodios de alucinosis, un posible trastorno de estrés postraumático que ha derivado en un trastorno esquizoafectivo. Medicación a tomar: Zyprexa 25mg antes de dormir.

Kyle es una de esas personas dulces, que sonríen y sonríen hasta que le duelen las mejillas y son amables con todo el mundo… los psiquiatras se sorprendieron desde el primer momento porque una persona con trastorno esquizoafectivo fuera tan tranquilo. Muchas personas piensan… ¿pero en qué consiste ese trastorno? ¿Es que no había ya suficientes trastornos esquizofrénicos? Esta patología se caracteriza por tener delirios y percepciones equivocadas de la realidad, careciendo de alucinaciones de cualquier tipo. Otro síntoma común que comparten los pacientes esquizoafectivos son los cambios de humor brutales, cosa que Kyle no sufre. De hecho es bastante sereno cuando no hablamos de sus ataques de tristeza y desesperanza, que suceden bastante a menudo cuando trata de recordar su pasado antes del accidente. No padece de amnesia, pero no tolera hablar del tema y menos aún de Michael. Muestra amabilidad pero desconfianza hacia la gente, aislándose del resto de los pacientes e incluso del personal del hospital. Su timidez es quizás su faceta más captada por los demás. Adora pintar al óleo paisajes acuáticos, y escribir sobre el mar y aventuras sobre el océano. Kyle vive en un mundo distinto. Su única misión y deseo es que lo dejen salir del hospital para poder volver al mar. A veces en sus ojos se forma una mirada melancólica (que tiende a inundarse en corrosivas lágrimas), pero siempre la esconde. La sola persona en la que confía es en su psicólogo, el que lo ha tratado desde que llegó allí, y tal vez el único que parece entenderle. Sin embargo, siempre está dispuesto a ayudar a aquellos que lo necesitan, y por este motivo, debido a su inocencia, es fácil hacerle daño. Pero él nunca se quejará.

Kyle adoraba oír historias sobre su padre y los viajes en barco que había realizado, y como había terminado su vida como todos los niños quieren que termine: como un héroe. Su prima mayor solía contárselas cuando cuidaba de él, ensalzando las hazañas que había realizado. Aquel viaje a Malibú, de donde provenía su padre, significaba mucho para él. Agarrado a la mano de su madre, se soltaba de vez en cuando para señalarle a Michael White, su mejor amigo, un muelle o una gaviota que pudieran encontrar en el camino a la playa.
Kyle siempre fue un niño solitario. Le gustaban las historias navales, y escucharlas de su madre era casi tan increíble como inventarlas con Michael. Michael y él soñaban un día con tener su propio barco y surcar el océano de principio a fin, como había hecho su padre hasta que una tempestad se lo llevó. Y ver el mar por primera vez no era un mal comienzo.
Una enorme sonrisa apareció en su rostro cuando vio aquella inmensa y ondulada masa azul grisáceo. Se quitó la ropa a toda prisa y dejó a la vista su nuevo bañador, dando pequeños saltitos. Recordó sus clases de natación en Pasadena. Siempre le habían dicho que era un nadador impresionante… pero, ¿cómo iba a probarlo con un espacio tan limitado como una piscina? Mientras su madre lo untaba de crema solar, se fijó en Michael. Por algún motivo parecía desanimado. Cuando los dos estuvieron listos para bañarse, Michael le agarró del brazo, fijó sus ojos verdes en los suyos y afirmó, con cierta vergüenza… que no sabía nadar. Al principio Kyle se desilusionó un poco, pero después de un instante, esbozó una enorme sonrisa, entornó un poco los ojos, cogió de la mano a Michael y le dijo: “No pasa nada. Jugaremos en la orilla.” Dando tropezones torpes debido a las dunas de la arena y a la alta temperatura que esta tenía, se acercaron a la orilla y empezaron a tirarse agua el uno al otro. Fue un día memorable. Cuando ya atardecía, volvieron a la casa que habían alquilado, al pie de la costa, y tras una merienda deliciosa, se tiraron en sus respectivas camas y se quedaron dormidos.
Cuando Kyle despertó aún había un poco de sol. No vio a Michael en el primer momento, por lo que se levantó y comenzó a llamarlo por la casa. Al no obtener respuesta los nervios comenzaron a atacarlo, hasta que salió por la puerta del porche que daba a la playa, y encontró en la silla una nota. “Kyle, no quiero que te quedes sin probar el mar por mi culpa, así que voy a aprender a nadar para que podamos hacerlo juntos.” Los ojos de Kyle se abrieron un poco más con cada palabra. Se quitó la ropa torpemente y salió corriendo en dirección a la playa, gritando el nombre de su amigo. Se fijó en el mar, y se dio cuenta de que estaba furioso, que las olas golpeaban la orilla desenfrenadamente y que el viento estaba arrastrando la arena hasta hacer que le entrara en los ojos. Fue entonces cuando oyó un grito desesperado. Inmediatamente se fijó en un cuerpo lejano luchando contra las olas, dando fuerte palmadas contra el agua, tratando en vano de mantenerse a flote. Sin pensarlo un segundo se lanzó al agua y trató de llegar hasta su amigo. Cuando estuvo cerca estiró el brazo para poder atraerlo y le exclamó, con un grito que desgarró sus propios oídos: “¡Coge mi mano!” Y así lo hizo. Finalmente parecía que todo se había solucionado, pero… En ese instante, una ola los empujó bajo el agua, con una fuerza terrible. Kyle cerró el puño, tanto como pudo, tanto que le dolió, pero todo su esfuerzo resultó inútil ante el ímpetu que mostraba el océano aquella tarde. Sus manos se soltaron. Cuando el torbellino pasó, Kyle subió a la superficie y rápidamente miró a su alrededor, pero no vio a nadie. Sólo cientos de olas arremolinándose sobre aquel caos. Metió la cabeza bajo el agua, hasta que consiguió ver una mano extendida hacia arriba, suplicante. Intentó luchar contra aquel impulso para poder alcanzarlo, pero el sol se estaba poniendo. La luz los estaba abandonando. Al ver que ya no quedaba nada que hacer, Kyle abrió los ojos bajo aquella capa cruel, y observó unas últimas burbujas de aire tratando de ascender, y como aquella palma desaparecía en un fundido en negro hasta perderse en el abismo.
Era un lunes por la tarde cuando Kyle recogió sus cosas para que lo evaluara aquel hombre con pelos en las orejas que había visto el otro día. De veras que no quería ir. Él sólo quería volver al océano. Cuanto más tiempo perdía en la tierra más sufría Michael. Pero estaba cansado de ver llorar a su madre. Lo hacía por ella, por nadie más.
Miraba por la ventanilla del coche durante el viaje, mientras se aferraba a su mochila, temiendo que se la quitaran al llegar. El sonido del coche frenando, indicándole que habían llegado, inundó su pecho de palpitaciones casi dolorosas. Tenía miedo. Mucho. Bajó del coche con las piernas algo temblorosas. Llevaba una sudadera azul sin mangas y unas bermudas, y como de costumbre desde hacía unos meses, iba descalzo. Su madre no lograba ponerle los zapatos. A pesar de que le dolían los pies cuando daba pisadas desnudas sobre el suelo, los zapatos le hacían todavía más daño. Se colgó la mochila a la espalda y dio unos pasos hasta la puerta. Su madre le abrió la puerta sonriente, con un rostro cálido que intentaba transmitirle que todo saldría bien. Kyle esbozó una sonrisa enormemente falsa. Caminando entre los pasillos blancos de aquel lugar, se fijó en varios personajes que había por allí. Ninguno le llamó especialmente la atención.
Kyle jugueteaba con sus dedos mientras respondía las preguntas estúpidas que le hacía aquel hombre. Cuando pareció haber terminado, el tipo le hizo salir de la consulta e invitó a su madre a entrar. Kyle se quedó sentado en una silla fría de plástico que había al lado de la puerta. Se fijó en una chica que pasó, con la piel besada por el sol, y unos ojos verdes que le recordaron al color del mar. Su madre no tardó en salir. Se fijó en sus ojos con los bordes inferiores rojizos. Evidentemente había estado llorando. Su madre le tomó de la mano, se agachó para ponerse a su altura, y le indicó que se quedaría aquí un tiempo. Kyle inmediatamente sonrió, pero su sonrisa se rompió en mil pedazos, al igual que su máscara, cuando las lágrimas comenzaron a brotar de sus ojos. Su madre lo abrazó, y Kyle se dio cuenta de que estaba intentando contener el llanto. Por lo que él, inmediatamente, dejó de llorar. Asintió, le dio un beso en la mejilla, y se encaminó hacia su nueva habitación.

Extra.

Wharever you want. Kyle lleva encima una mochila que siempre contiene lo mismo: La Sirenita, de Hans Christian Andersen, una brújula, y un mapamundi.


Última edición por Kyle L. Andrew el Dom Mar 29, 2015 5:26 pm, editado 1 vez
avatar
Kyle L. Andrew

Mensajes : 4

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Chronicles of a merman || Kyle's ID

Mensaje por #3 el Dom Mar 29, 2015 4:29 pm


Error.

Según la ficha, Kyle lleva internado en Iowa desde que tenía 11 años. Lamentablemente eso es imposible, pues el centro lleva abierto solamente 2 meses. Por favor, edita la ficha para que la historia pueda coincidir con la ambientación.
avatar
#3
Admin

Mensajes : 108

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Chronicles of a merman || Kyle's ID

Mensaje por Kyle L. Andrew el Dom Mar 29, 2015 5:26 pm

Corregido :)
avatar
Kyle L. Andrew

Mensajes : 4

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Chronicles of a merman || Kyle's ID

Mensaje por #0 el Dom Mar 29, 2015 5:30 pm


Welcome.

Puedes pasar a hacer los registros.
     

_________________
The madness is everywhere
avatar
#0
Admin

Mensajes : 142

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Chronicles of a merman || Kyle's ID

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.