WELCOME TO IOWA


• No olvides pasarte a leer la reglas y ambientación.

• También pasa a leer nuestro FAQ, en el encontrarás más datos sobre Iowa y el foro en general.

• Recuerda que sin color no puedes rolear, tienes 72 horas para terminar tu ficha. Ficha aceptada » Registros » Color.

• Las medidas para avatar son 180 x 400.

• A pesar de que el foro se ambienta en la ciudad de Des Moines, Iowa; solo se asimila a la real en el nombre y localización, el resto es invención de la administración.
YOUR FACE
Conectarse

Recuperar mi contraseña

NEW POSTS
Últimos temas
» Afiliación Élite [Naruto Roleros]
Dom Abr 26, 2015 8:09 am por Invitado

» Magic is Might (Retirar el botón - Elite)
Dom Abr 19, 2015 2:38 am por Invitado

» Unmasked - Afiliación Élite [Confirmación]
Sáb Abr 18, 2015 10:20 am por Invitado

» The Demon. |Erin|
Vie Abr 17, 2015 4:12 am por Erin C. Foster

» A World Of Heroes (élite)
Dom Abr 12, 2015 6:50 pm por Invitado

» My brand of heroin {Normal}
Sáb Abr 11, 2015 5:28 pm por Invitado

» Fiesta hasta arder [Lochan Radwańska]
Vie Abr 10, 2015 10:26 pm por Lochan Radwańska

» Are you fucking kidding me? ■ Lochan
Vie Abr 10, 2015 9:57 pm por Lochan Radwańska

» You really want to be here? |Erin| |Terminado|
Miér Abr 08, 2015 1:27 am por Aiden Blair

WHO'S THERE?
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 24 el Vie Feb 06, 2015 5:08 am.
THE PEERS
Élite
Élites
(20/40)

Zonden Verboden

AFILIADOS NORMALES

This is what you get when you mess with us -- Synkkä

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

This is what you get when you mess with us -- Synkkä

Mensaje por Frederick B. Crow el Dom Mar 29, 2015 6:15 pm

Se enfrentaría a su primera sesión de la tarde. El Dr. Crow sabía con qué se encontraría al atravesar la puerta de su consultorio. Por eso se había bañado exhausitvamente horas antes, y por eso en su cesto de ropa sucia se encontraban sus piezas menos elegantes cubiertas de sangre. Salió de su departamento-no sin antes darle tres vueltas a la manilla- con su maletin en la mano. Lo sujetaba fuertemente, allí iba su pequeño tesoro. Abrió la puerta de su carro y lo encendió sin problema. Dejó el maletín en el asiento del copiloto. El Dr. Crow no era fanático de manejar, pero prefería la privacidad de su auto a los asquerosos taxies o autobuses. De tan solo imaginar todas las manos que habrían tocado las barandas de un autobus le daba náuseas.

El camino no era muy largo, pero lo avivó con un poco de sus composiciones favoritas. Música clásica. Esa tarde se sentía de Vivaldi.

Atravesó la recepción del edificio y se dirigió a su consultorio sin mirar a los lados. Ya le habían tachado de raro en Iowa. Eso le causaba cierto placer que no le admitiría jamás a nadie. Abrió la puerta de su consultorio, una habitación amplia de paredes rojas aterciopeladas, en la que reinaban dos muebles de color negro, enfrentándose. Los colores oscuros le hacían sentir cómodo. También había un gran estante con algunos libros, principalmente novelas criminalísticas que le gustaba leer mientras asocializaba. Le pidió a una enfermera una pequeña mesa, ésta se mostró extrañada porque había un ala quirúrgica a disposición del doctor, no necesitaría esos equipos en su consultorio. Pero de cualquier manera se la llevó. El doctor Crow le agredeció y cerró la puerta sin decir otra palabra.  Cubrió la mesa con una tela de color rojo y colocó ahí su material para lo que llamarían: terapia poco convencional.

Se sentó en uno de los sillones negros a esperar a su siguiente paciente, la señorita Synkkä Hämärä.

_________________
avatar
Frederick B. Crow

Mensajes : 43

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: This is what you get when you mess with us -- Synkkä

Mensaje por Synkkä Hämärä el Dom Mar 29, 2015 6:51 pm

No respondí ante el toque de la puerta, dándome media vuelta en la cama y haciéndome una rosca como si así fuese a conseguir desintegrarme y que me dejaran en paz aquellas insistentes y tediosas enfermeras. Otra vez sonó y nuevamente no hubo respuesta, por lo que ya no hubo una tercera vez; abrieron la puerta y ahí estaba una de ellas, mirándome con semblante severo con uno de sus brazos colocados en jarra como si fuera una madre a punto de regañar a su hijo, mientras que su otra mano permanecía apoyada en el pomo de la puerta mientras traqueteaba sobre el mismo impacientemente, en espera de que yo hiciera algo.

-
Tienes consulta en cinco minutos con el Doctor Crow, si no llego a venir a avisarte seguro que ni ibas y habrías tenido problemas… otra vez… - su gesto se reblandeció y se acercó a mi cama sentándose a los pies de ella para mirarme de cerca – Sé que te está costando adaptarte pero tienes que hacer un esfuerzo… - movió su mano para posarla sobre mi brazo y acariciarlo aprovechando que yo lucía pacífica y silenciosa; pero mi mirada seguía cada movimiento de la vieja… - ¡NO ME TOQUES! – grité de repente poniéndome en pie y comenzando a vestirme las botas de cuero desgastado negras, sin molestarme en abrocharlas, para luego ponerme mi cazadora de cuero negra igualmente desgastada. Podía dejarla que hablara por un par de minutos diciendo estupideces que no me interesaran, pero tocarme… eso ya era sobrepasarse… y ella debería saberlo conociendo mi expediente pues no aceptaba el contacto físico tan normalmente como otras personas.


La oí disculparse y hablar seguidamente pero no la hice caso, simplemente salí del cuarto y me encaminé a mi sesión con el psiquiatra, no porque me lo hubieran mandado, sino porque así la perdía de vista y sabía perfectamente que si no era ella sería otro el que vendría a buscarme más tarde y tal vez no tan cordialmente.

Al llegar a la sala abrí la puerta sin muchos miramientos y lo primero que llamó mi atención fue la estética de la sala; no es que yo le diera importancia a esas cosas, de hecho a mí me importaba una mierda en general el aspecto físico de las cosas… pero debía admitir que se veía  bien el ambiente. Tras observar unos segundos cerré la puerta tras de mí y caminé hacia un sillón, el más lejano que encontré del psiquiatra, aunque tampoco tenía gran repertorio para elegir… Me dejé caer de manera algo ruda y coloqué mi tobillo derecho sobre mi pierna izquierda, cruzándolas en una pose un tanto masculina como era habitual en mí para luego cruzarme de brazos aburridamente; ya me sabía perfectamente cómo funcionaba eso, llevaba tantos años con psicólogos y psiquiatras a mis espaldas que para mí era el pan de cada día…

Miré al hombre y fijé mis ojos en los suyos; auscultándolos como si tratase de averiguar tanto sobre él como pudiese en el menor espacio de tiempo posible. Había una cosa en él que ya me había desagradado… y era, que era hombre… mi mente ya comenzaba de forma inconsciente a trabajar y sacar conclusiones sobre el tipo de persona y de hombre que debía ser. Mientras, mis labios permanecían sellados, sin intención de decir absolutamente nada.

_________________

avatar
Synkkä Hämärä

Mensajes : 22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: This is what you get when you mess with us -- Synkkä

Mensaje por Frederick B. Crow el Dom Mar 29, 2015 7:41 pm

El Dr. Crow era alguien muy singular. Odiaba a las personas, pero al mismo tiempo se sentía fascinada por ellas. La señorita Hämärä le llamó la atención desde el primero momento en el que entró en la habitación. No tocó la puerta. Pasó como si fuera su casa, su consultorio. El doctor Crow se sintió complacido por aquél gesto.

La mujer no le dirigó palabra alguna se sentó en el único sillón que quedaba libre en aquella habitación. Apoyo uno de sus tobillos en la rodilla opuesta, adoptando una postura masculina. Dominante. El psiquiatra había deducido muchísimo sobre ella para ese momento. Lo observó  directamente a los ojos y el le sostuvo la mirada. Aquella chica proyectaba muchísimo y todo sin hablar. Su vestimenta era muy particular, tenía una chaqueta de cuero desgastado y unas botas del mismo material. Su vestuario estaba constituído únicamente por colores oscuros, quizás por el deseo de esconderse, o por llamar la atención. La chaqueta escondía sus curvas, escondiendo su femineidad. Su cabello no eran los típicos rizos de oro, era también negro y con un corte el doctor jamás había visto. Quizás se lo había cortado ella misma. El hombre entrecerró los ojos y se colocó los lentes, que antes colgaban de uno de los bolsillos de su camisa, en esta ocasión había prescindido de su bata blanca

Le echó una mirada al informe médico que se encontraba entre sus manos, y que anteriormente había leído con el mayor detalle del mundo. Psicopatía. Pronunció en su mente, como si fuera el nombre de una vieja amiga. El informe que le habían proporcionado era muy vago, un par de preguntas que hacen al ingresar a Iowa y notas de sus psicólogos y psiquiatras pasados, ninguno pudo hacer nada útil. Es que para casos como el de la señorita Hämärä realmente no había nada útil que hacer. El doctor Crow llevaba la cuenta de los psicópatas en Iowa, estaba el chico rubio, la otra chica rubia y ahora, Synkkä. Se sentía cautivado por estas personas, pero no se lo dejó saber.

—Soy el Doctor Crow, pero eso ya debes saberlo— la serena voz del hombre viajó  por toda la habitación—. No estamos acá para perder el tiempo. Fuiste ingresada por padecer el trastorno de la personalidad antisocial. En otras palabras, eres una psicópatala miró a los ojos, en busca de algún gesto —,¿Estás de acuerdo con eso?  

Frederick Crow sabía que lo que las personas más odiaban de los psiquiatras eran todas las preguntas que hacían, y a él le encantaba molestar. Estaba seguro de que la señorita Hämärä tenía un carácter muy volátil. No sólo por el informe que le habían proporcionado, sino porque su cuerpo lo gritaba. Se puso de pie y dejó la carpeta sobre el mueble, acercándose a su escritorio y sacando un cigarrillo de una pequeña caja plateada. Le hizo un gesto a la chica, ofreciéndole, y lo encendió. En su mente había trazado con todo detalle como iría aquella sesión, esperaba que la señorita Hämärä no lo decepcionara.

—Necesito que me digas qué sabes sobre la psicopatía, Synkkä— pidió, y después le dio una calada a su cigarrillo. Siempre le recordaban lo irónico que era que un doctor tuviera hábitos tan poco saludables como los de Frederick. Ni si quiera él sabía por qué fumaba tanto, pero lo hacía desde sus primeros semestres en la facultad.

_________________
avatar
Frederick B. Crow

Mensajes : 43

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: This is what you get when you mess with us -- Synkkä

Mensaje por Synkkä Hämärä el Dom Mar 29, 2015 8:12 pm

Y ahí comenzaba la misma historia de siempre… presentaciones, preguntas y afirmaciones sobre mi perturbado estado mental, algo totalmente ridículo sabiendo que yo no tenía intención de colaborar… ellos tenían la información que creían correcta, pues podían guardársela y limpiarse el culo con ella pues yo no tenía por qué perder el tiempo con aquello; hasta día de hoy, solo había conseguido perder algo en mayor grado que la cabeza, y era el tiempo… gracias a esos cantamañanas.

Mi mirada se sostuvo en la de él, impasible, al oír lo que tenía para decirme, ¿qué si estaba de acuerdo con eso?, estupideces… ningún psiquiatra o psicólogo se había molestado en conocerme realmente por lo que sus diagnósticos me resultaban tan ridículos como la seriedad con la que trataban de tomárselos pero no pensaba abrir la boca, no pensaba cortar la baraja para dejar que abriese el juego, pues luego sería más difícil escapar de aquello. Lo mejor, como ya había aprendido, era oír y callar.

Entonces se levantó y le observé detenidamente, como una fiera que acecha a su presa, vigilando sus movimientos, para acabar por ver cómo me ofrecía un cigarro tras encenderse el uno. Tomé uno con cierta brusquedad apartando mi mirada de él para centrarla en el mechero que sostenía entre las manos y sin dar las gracias por su ofrecimiento, simplemente, dejando que el silencio se apoderara de la sala un poco más. Fuego. Estiré la mano para que me diera el mechero y asi poder encender mi cigarro, o bueno eso era lo primero que tenía en mente hacer; lo cierto era que en ese momento solo pensaba en poder pasar la llama entre mis dedos y hacer contacto entre ella y algún objeto inflamable; ¿por qué era tan bello el fuego?

- No soy un diccionario oficial, si quieres información ve a la Wikipedia… - dije finalmente a pesar de tener un claro concepto de en qué consistía la psicopatía, pues ya me lo habían explicado trescientas veces. Me desacomodé del sofá, echando el peso de mi cuerpo hacia delante, mientras mantenía mis piernas abiertas a cierta distancia para posar los codos sobre ellas y dejar los brazos de ese modo relajados, colgando - ¿Y acaso importa lo que yo piense?, la gente como tú ve locura donde yo veo justicia… - dije sin más apartando la mirada con muestra de desagrado para centrarla en una de las librerías, perdiendo mi mirada entre montones de libros a pesar de que miraba sin ver, pues mi mente estaba pensando en otro tipo de cosas en aquel momento.


_________________

avatar
Synkkä Hämärä

Mensajes : 22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: This is what you get when you mess with us -- Synkkä

Mensaje por Frederick B. Crow el Dom Mar 29, 2015 8:49 pm

Frederick Crow se estaba divirtiendo mientras jugaba con la paciencia de aquella muchacha. Era una total rebelde, eso estaba sobre la mesa. Buscaría cualquier manera de refutar todo lo que él dijera, cualquier comentario ácido para intimidarlo. Le dio otra calada a su cigarrillo mientras le escuchaba. Era una sabihonda.

—No necesito basura de internet, Synkkä, necesito tú información— se aclaró la garganta y se sentó sobre su escritorio—. Que estés aquí ya es totalmente inutil, no tiene sentido. Eres una psicópata y lo serás por toda la vida. Me gustaría oír lo que piensas sobre eso. Debe ser difícil saber que aunque quieras, no podrás cambiar— pronunció aquellas últimas palabras con mucho cuidado—. Tú no sabes qué tipo de persona soy, y echarme el muerto no va a invertir la dirección de esta sesión. Es sobre tí, quiero saber que es lo que pasa en tu cerebro, y si no me hablas será casi imposible— observó como el cigarrillo jugaba entre sus dedos y luego volvió la mirada a ella—. Te haremos algunas pruebas de toxicología y una resosnancia magnética, para comenzar— mantuvo el cigarrillo entre sus labios y se puso de pie, dirigiéndose a un rincón de la habitación. En ese lugar se encontraba la mesa que más temprano le había pedido a la enfermera, y lo que contenía estaba cubierto por una sábana roja. Estaba claro que el rojo era el color favorito del doctor.

—Creo que necesitas algo de estimulación dijo mientras rodaba la mesa para acercarse a ella. No arrugó el rostro al percibir el horrible olor que desprendía su contenido—. En tu historia médica señalaban que te complacía la mutilación animal, síntoma de libro de texto sobre la psicopatía— tomó uno de los extremos de la sábana, ansioso por revelar lo que escondía—. Muéstrame lo que haces— corrió la sábana a un lado y de izquierda a derecha mostraba guantes de látex, un escalpelo, un recipiente metálico y el cuerpo sin vida de un conejo negro, boca arriba. Una gran insición adornaba el abdomen del pobre animal— Me tomé algunas libertades por tí— confesó, sin emoción alguna en el rostro y aún firme frente a la mesa. Los métodos de Frederick Crow no eran los más convencionales, pero esperaba así conseguir que la chica hablara. Al menos, esa sería su excusa. Con base en la resonancia magnética y algunas otras pruebas no sería necesaria tan exhausitva terapia, pero le divertía. Le divertía demasiado condicionar a las personas. En su mente tenía todo el programa que le haría sufrir a la señorita Hämärä.

La puerta estaba cerrada. Ella no podría salir de ahí a menos de que el doctor Crow lo permitiera. Los ojos azules del hombre se clavaron en la chica de tez pálida, esperando ansiosamente su respuesta.

_________________
avatar
Frederick B. Crow

Mensajes : 43

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: This is what you get when you mess with us -- Synkkä

Mensaje por Synkkä Hämärä el Dom Mar 29, 2015 9:38 pm

Escuché al Doctor sintiendo que por muy insistente que fuera no iba a sacar nada nuevo de mí, no era el primero ni sería el último - ¿Te crees especial?, ¿diferente a los otros psiquiatras por los que ya he pasado?, solo eres otro charlatán  que intenta elevar su ego a costa de la vida de otras personas… - mis preguntas solo trataban de desviar, a través de la manipulación, la conversación hacia otro camino, un camino cuyo destino desde luego no sería yo - ¿Por qué tanto interés?, ¿tú puedes trabajar para el estado, si no lo haces ya, ser funcionario y tener tu sueldo garantizado…?, ¿por qué esforzarte? – seguí enredando la cuerda solo para desviar la atención esperando que dejara de tratar de psicoanalizarme.

Al oir que me harían pruebas mi gesto se endureció, ya me habían hecho miles de pruebas a lo largo de mi vida y me negaba a permitir ser más el conejillo de indias de nadie - ¡NO! – dije repentina y tajantemente - Nada de más pruebas, lo que quieras saber lo miras en mi historial, hay centenares de pruebas repetidas, te aburrirás leyendo y viendo imágenes, no es necesario nada más – y es que no me fiaba de los médicos, bueno, no me fiaba de nadie, y ponerme en manos de ellos era algo que me hacía sentir como poco mal dispuesta.

¿Estimulación?, ¿de qué hablaba ahora?... Me encogí de hombros con indiferencia cuando mencionó la tortura animal, sí, me resultaba placentera, ver como aquellos pequeños bichos comenzaban a acelerar su respiración, a entrar en pánico, a jadear y gemir de sufrimiento al ser heridos, ver su sangre salir a borbotones, sus tripas… para finalmente morir asesinados... era parte de la belleza de la vida… una belleza que poca gente sabía apreciar.

Entonces fue cuando vi aquello, un verdadero freak show de lo más curioso, el cual probablemente habría espantado a más de uno, pero en mí solo hizo despertar mi curiosidad y que una leve sensación de placer se arremolinase en mi estómago. Me levanté de mi asiento lentamente y me acerqué a la misma velocidad hacia aquello, hipnotizada por la escena sin decir ni hacer nada por el momento.

Una vez me coloqué frente a la mesa, permanecí en silencio y mis manos fueron al escalpeo, acariciándolo con delicadeza e ignorando la presencia de los guantes, ¿quién quería guantes?, yo lo que deseaba era sentir la piel, la carne, y sobre todo, la sangre, sobre mi propia piel, sentir la textura, la temperatura, algo que con guantes no se conseguía del mismo modo – Esto… juraría que no es legal – dije sin importarme eso lo más mínimo, aun acariciando el objeto sin apartar mi mirada de él para luego tomarlo entre mis manos y pasar la cuchilla con levedad sobre la yema de mi dedo índice izquierdo, viendo al momento como un hilo de sangre comenzaba a brotar y haciendo que una macabra sonrisa se dibujara en mis labios – Es… perfecto… - comenté no sabía si al doctor o a mí misma.

Luego miré el negro conejo y pasé mi mano sobre él, acariciándolo igualmente y perfilando con mis dedos el corte hecho por el psiquiatra. Sonreí y con el bisturí hice un corte transversal por el cuerpo del animal, solo palpando la piel del mismo, quería sentirlo… y entonces un hormigueo nació en mi interior y… tomé el escalpelo como si de un puñal se tratase y lo clavé en la cabeza del animal, sacándolo luego y repitiendo el proceso repetidas veces mientras una sonrisa tenue y macabra se dibujaba en mi rostro. Luego, con la respiración acelerada comencé a amputarle los miembros, primero las patas y luego la cabeza y finalmente, sofocada de rabia, la cual había ido apareciendo en el proceso tomé la cabeza y la tiré lejos, contra la pared de la sala a la vez que dejaba escapar un grito de rabia mixturado con euforia. Aquello era confuso, miles de sentimientos se despertaban en mi cuando cometía actos de ese tipo… desde los más placenteros hasta los recuerdos más horribles que me hacían sentir los peores momentos de mi vida.

Y entonces paré en seco, agarrando con fuerza el bisturí con las manos ensangrentadas mientras mi sofocada respiración hacia que sonase como un leve rugido de rabia.

_________________

avatar
Synkkä Hämärä

Mensajes : 22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: This is what you get when you mess with us -- Synkkä

Mensaje por Frederick B. Crow el Dom Mar 29, 2015 10:11 pm

El doctor escuchó lo que la joven tenía que decir, otro vómito verbal ácido que no le dañaría en lo más mínimo. Le gustaba ver como se colocaba a la defensiva. Sabía que eso ocurría cuando alguien se sentía intimidado, o con miedo. El miedo era su sensación favorita. Ignoró sus palabras, no le dio respuesta alguna a pesar de que las declaraciones eran totalmente razonables. Él podía trabajar para quien quisiera, para el mismo presidente si le daba la gana, pero prefirió ir a Iowa. Dejar la comodidad de Washington y sustituir los ceros que ganaba por tratar a políticos y personajes influyentes, para dedicar su tiempo a jóvenes perturbados.

¿Por qué?

Por simple placer.

—No te pregunté si querías que te hicieran pruebas. Firmo un papel diciendo que estás loca, y te quedas sin juicio para decidir. Te haré las pruebas, ¿es que no has escuchado que si quieres hacer algo bien debes hacerlo tú mismo?— Era cierto. Muchas veces otros centros médicos omiten cosas importantes, por simple descuido. El Doctor Crow había aprendido que nunca está de más repetir algunos procedimientos.

Entonces lo observó, como se iluminaba la mirada de la joven. Parecía fascinada por lo que se encontraba frente a ella, incluso se levantó de su asiento. Ya no parecía la mujer apática que entró a su consultorio minutos antes. El doctor Crow comenzó a emocionarse sin darse cuenta, y al notar que se estaba mordiendo los labios mientras ella acariciaba el escalpelo se dio una bofetada mental. Se aclaró la garganta para volver a la realidad y respondió a al comentario de su paciente.

—Todo es legal si nadie está mirando— o si tienes el abogado correcto, pensó. Afortunadamente él nunca tuvo problemas legales, pero tenía contactos que lo podrían sacar de cualquier aprieto.

Por primera vez, desde que entró a su consultorio, la vio sonreír. Era una imagen muy extraña, pero a la vez excitante. Le gustaba la sonrisa siniestra de aquella mujer, era exactamente lo que quería.

—Es mi favorito — susurró. Sólo Dios y él sabían lo que había hecho con ese escalpelo. Supuso que la chica no lo había escuchado, pero no le importó, estaba demasiado concentrado en verla. Entonces ella hizo un corte sobre el cuerpo del conejo, y de un momento a otro agarró el bisturí y comenzó a clavarlo compuslivamente sobre el cuerpo de la criatura. Los pantalones del doctor Crow se ajustaron al tiempo en el que eso sucedía. Se sentía perdido en la sangre que corría, totalmente hipnotizado por cada miembro que Synkkä desprendía del animal. Se le hacía difícil respirar y tuvo que luchas consigo mismo para no meter las manos en aquél proceso sagrado.

Su paciente decapitó al conejo y tiró su cabeza al otro lado de la habitación. El ruido que embriagaba el cerebro del doctor Crow desapareció y la observó detenerse, sofocada por la emoción y la ira. La miró a los ojos y le dedicó una sonrisa, inmediatamente le dio la espalda para esconder lo que ocurría en sus pantalones, y se sentó rápidamente.

—Preparé eso especialmente para ti, Synkkä ¿Ha resultado satisfactorio?— preguntó, con naturalidad. Sus pensamientos iban muy rápido, y tomó un respiro disimulado para entender lo que acababa de ocurrir, su cuerpo fue consumido, y pareció estar inmerso en una pequeña muerte.

_________________
avatar
Frederick B. Crow

Mensajes : 43

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: This is what you get when you mess with us -- Synkkä

Mensaje por Synkkä Hämärä el Dom Mar 29, 2015 10:43 pm

La verdad era que ella no había firmado ningún papel; dándola como incapacitada mental a pesar de su mayoría de edad y habiéndole puesto a su tío como tutor legal, era él quien se encargaba de firmar toda la burocracia por ella, como si ella fuera retrasada o tuviera diez jodidos años… pero no contestó… no se molestaría en hacerlo y en recordar a los demás que no le dejaban ser independiente por ser una enferma mental; además de que eso refutaría los argumentos del psiquiatra...

Me llamó la atención el comentario del Doctor sobre que todo era legal si nadie miraba… sin duda ese psiquiatra no era muy común… sus comentarios, sus prácticas… comenzaba a sorprenderme su forma de hacer terapia y sí, era llamativo y atraía pero no podía caer tan fácilmente, aún no sabía nada de él… primero debía recolectar información si es que pensaba darle un mínimo de confianza.

Una vez acabó la carnicería y conseguí controlar la respiración miré al Dr Crow, el cual me dirigía una sonrisa a la cual yo no fui capaz de corresponder; observé como se alejaba para finalmente tomar asiento de nuevo y le escuché - ¿Esto es un juego para ti? – pregunté confusa a la vez que algo airada; me había expuesto por completo y aún no entendía el motivo del Doctor - ¿Estás experimentando conmigo?, porque si es así… ¡te puedes ir a la mierda! – arremetí con rabia en el momento que me vino a la cabeza para luego volver a calmar mi respiración y darme cuenta que aún sostenía el bisturí en la mano.

Me volví a sentar tras apartar la mesa para poder observar bien al Doctor y jugueteé con el punzante objeto entre mis manos sin importarme el hecho de acabar de ser tan brusca con él – Ha sido… interesante… aunque no me gusta sentirme observada – contesté mirándole a los ojos refiriéndome a su presencia; yo era una persona solitaria y como tal todo me gustaba hacerlo de esa manera… - ¿Por qué lo has hecho? – Tuteaba constantemente sin molestarme en tratarle con la categoría que la mayoría de la gente haría - ¿Pretendías hacerme terapia de choque?, porque si era así creo que no funcionó – evidentemente no lo hizo si así era… sino solo había que ver los destrozos que hice con el animal y la euforia que me dio…

Extrañamente me empezaba a despertar curiosidad ese Doctor, no podía decir que me agradase, todavía no… pero al menos ya no me disgustaba… y sus bizarras técnicas estaban bien… ¿estaría solo engañándome? Tendría que tener cuidado.

_________________

avatar
Synkkä Hämärä

Mensajes : 22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: This is what you get when you mess with us -- Synkkä

Mensaje por Frederick B. Crow el Dom Mar 29, 2015 11:12 pm

El hombre no se inmutó ante la amenaza de la chica. Sabía que el ser tan inexpresivo podría resultar sumamente estresante, y lo hacía a propósito. Aunque por dentro estaba ardiendo de emoción, su exterior permanecía calmado. Tomó una bocanada de aire y la miró a los ojos, evitando sus manos ensangrentadas para suprimir el deseo que sentía.

—En efecto, fue un experimento pero, ¿no lo es todo? ¿No comenzaste a matar animales para experimentar? —frunció el ceño— No eres un juego, en absoluto, te tomo más en serio a cualquier otra cosa. Y tú también me tomas en serio, ¿o no? Podría asumir que esa es la razón por la que no me has clavado el bisturí que sostienes— sonrió con satisfacción. La imagen le producía una fuerte excitación sexual, pero sabía que era totalmente circunstancial. El Dr. Crow era soltero y sin búsqueda de algo más, pero tenía sus métodos y personajes para satisfacer sus necesidades biológicas. Al menos, así era en Washington. En des moines todavía no había conocido a la mujer correcta para ser su compañera sexual. Él no era un hombre de sentimientos, en absoluto. No había establecido lazo afectivos ni con su madre. La despreciaba por su simpleza. Y con sus relaciones amorosas no fue diferente. Practicaba el sexo en maneras específicas, que requerían un poco de manipulación de su parte y mujeres rotas emocionalmente, pero después las desechaba. Ellas se deslumbraban con su prestigio como psiquiatra y su físico que era bastante favorable, y él lo sabía. Pero Synkkä no era su tipo, principalmente por que la encontraba fascinante. No podría permitirse tocar a una de sus pacientes, no por su inexistente ética, sino que eran sus creaciones, y no podía arruinarlos creando relaciones afectivas con ellas.

Asintió mientras escuchaba lo que decía la chica— Yo no pretendo curarte, Synkkä. Podría drogarte hasta que fueras un vegetal, pero no valdría la pena. Conoces perfectamente lo que padeces, sabes que no tiene una cura. No voy a hacerte interpretar papeles estúpidos para implantar una empatía que no existe— se mordió el labio inferior y llevó su mirada al informe médico—. Lo hice para explorar tu naturaleza. El deseo de matar, de hacer daño, nunca se irá. Yo me encargaré de que sigas siendo tú, pero que no cometas errores estúpidos que te envíen a lugares como éste otra vez—. El doctor Crow había elegido sus palabras cuidadosamente, todo lo que había dicho era totalmente cierto, pero  al avanzar sus terapias la chica se daría cuenta de que no ocurriría a través de métodos convencionales, u obtendría un resultado convencional.

No le había mentido, pero cabe destacar que las palabras quedan a la interpretación.

_________________
avatar
Frederick B. Crow

Mensajes : 43

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: This is what you get when you mess with us -- Synkkä

Mensaje por Synkkä Hämärä el Dom Mar 29, 2015 11:44 pm

Escuché los argumentos del doctor de manera desconfiada, no creía cien por cien en lo que me estaba diciendo, al igual que no creía que yo no le hubiese clavado el bisturí por tomarle en serio… realmente estaba curiosa y entretenida, por raro que pareciera, con la conversación por lo que el bisturí quedó en un segundo plano habiendo sido usado tal vez en otras circunstancias; siendo ese el único motivo de que aún permaneciera entre mis manos; además, no tenía motivos en ese momento para agredir al psiquiatra, o al menos no sentía la necesidad de hacerlo… - No quiero mancharme más de sangre, luego cuesta limpiarla de la ropa – dije con tono completamente serio y carente de sentimiento en lo que supuestamente era una broma.

Y sus últimas palabras se clavaron en mí como una daga en el corazón, ¿estaba insinuando que sería mi cómplice?, mis ojos se iluminaron al hacer contacto con los del médico e instantáneamente mis manos pararon de juguetear con el bisturí, permaneciendo rígidas ante aquel supuesto hallazgo, pues de así ser, sería el primer médico con el que podría contar en mi vida, el primer médico que me podría ayudar a salir de aquella pesadilla y el primer médico qe podría conseguir que me deshiciera de mi tío - ¿Tú…? – pregunté aún sin estar muy segura de lo que decía, pues no quería estropear aquel momento y quebrar lo que de momento era una fantasía para mí - ¿Me ayudarías? – y ahí estaba mi admisión de derrota, de que sabía que estaba enferma pero aun así quería salir de ahí como fuera, quería mi vida libre con las consecuencias que ello trajese; pero no quería vivir recluida el resto de mi vida que era lo que tenía pinta de ir a sucederme.

Me acerqué al borde de la silla relamiendo mis labios con impaciencia y comiéndome básicamente al Doctor con la mirada – Solo dime que tengo que hacer – dije sin más sin siquiera querer pensar en que pudiese haber involucrado temas sexuales entre medias, pues eso significaría la muerte de Crow.

_________________

avatar
Synkkä Hämärä

Mensajes : 22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: This is what you get when you mess with us -- Synkkä

Mensaje por Frederick B. Crow el Lun Mar 30, 2015 12:11 am

El doctor Crow sabía que lo que le estaba proponiendo a la muchacha era peligroso. Debía ser muy cuidadoso porque cada paso que diera, más allá de colocar en juego su carrera, lo haría con su vida.

La vio rendirse con aquella pregunta y asintió— Estoy aquí para ayudarte, ¿no? —alzó una ceja— El concepto de salud es totalmente subjetivo— se encogió de hombros y se puso de pie nuevamente. Sentía como sus pantalones ya no le apretaban tanto. Necesitaba otro cigarrillo, así que volvió a aquella cajita plateada y nuevamente le ofreció uno a la chica. Le echó un vistazo a la cabeza de conejo que yacía en uno de los extremos de la habitación.

Frederick percibió cierto tinte sexual en aquella proposición y se lamió los labios. No le sorprendió que su paciente sugiriera algo de aquél tipo, ante el deseo de salir sabía que ella sería capaz de hacer cualquier cosa. Le dio una calada a su cigarrillo y expulsó el humo lentamente.

—Lo único que quiero que hagas, por ahora, es asistir a tus sesiones conmigo. Sin falta— clavó la mirada en los ojos de ella—. Evita involucrarte con las personas que están acá. No dejes que ejerzan alguna influencia sobre tí. Sabes que no estás loca— alzó una ceja y miró a su cigarrillo nuevamente, se acercó a donde estaba la chica y rozó su cabellera de una manera casi imperceptible. No era una persona de contacto físico, pero quería que sus palabras resonaran un poco—. Y...deja crecer tu cabello.

El Doctor Crow había encontrado a su cómplice, o al menos, eso creía. Lo dictaría el avance de las sesiones con Synkkä. Por ahora todo marchaba a la perfección, su plan se había desarrollado de la manera que deseaba y no podía estar más complacido al respecto.

_________________
avatar
Frederick B. Crow

Mensajes : 43

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: This is what you get when you mess with us -- Synkkä

Mensaje por Synkkä Hämärä el Lun Mar 30, 2015 12:49 am

Escuché con atención cada palabra que decía el doctor, aquello sonaba muy bien… demasiado bien, ¿debería fiarme? La verdad era que no tenía nada a lo que aferrarme en la vida y era capaz de hacerlo a un clavo ardiendo como parecía ser ese caso; mí única opción y oportunidad para ser libre.

Observé al hombre caminar por la sala y acepté un nuevo cigarro dejando que me lo encendiera, a pesar de que yo deseaba quedarme en posesión de aquel maldito mechero… Di una larga calada al cigarro dejando que el humo invadiera mis pulmones y cerré los ojos, tratando de ese modo de calmarme un poco; todo estaba yendo muy deprisa, demasiada información junta y todo muy fácil… Asentí ante la obligación de ir a sus consultas; era algo que no me apetecía una mierda, prefería cortarme las venas que estar en consultas médicas pero tendría que pagar mi precio y si ese era todo… era muy buen negocio – No te preocupes por eso, hablo más con las arañas de mi cuarto que con la gente que me cruzo por el centro… - ironicé con desinterés – Aunque… ¿qué interés tiene eso? – pregunté curiosa, había reglas que no me estaban haciendo ningún sentido.

Di una nueva calada al cigarro siguiendo con la mirada, como en todo momento, a Crow, viendo como poco a poco se acercaba a mí hasta quedar a mí lado y sentir su mano sobre mi cabello de modo tan suave que era casi inapreciable… pero yo lo apreciaba… un escalofrío de aversión recorrió mi cuerpo al instante a la vez que oía sus palabras sobre dejarme crecer el cabello. Cerré los ojos con fuerza mientras que mis labios se apretaban con rabia, recordando cada caricia y toque del celador que a los diecisiete años me violó.

De un manotazo aparté la suya para acto seguido ponerme en pie frente a él, totalmente dominada por la rabia que me hacían sentir los hombres que no amaban a las mujeres, aquellos que se creían que podían abusar de ellas como y cuando quisieran - ¡Como me vuelvas a tocar…! – amenacé acercando mi rostro al suyo clavando mi  gélida mirada sobre la suya a la vez que posicionaba mi mano diestra frente a su cara sujetando en ella aún el bisturí de modo amenazador a escasos centímetros de sus ojos – No soy ningún juguete – susurré con voz entrecortada de pura ansiedad e ira, sintiendo la necesidad de sacarle los ojos con aquel instrumento; ¡Odiaba a los hombres!

_________________

avatar
Synkkä Hämärä

Mensajes : 22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: This is what you get when you mess with us -- Synkkä

Mensaje por Frederick B. Crow el Lun Mar 30, 2015 1:07 am

Era la primera vez en toda la sesión que se le veía tan tranquila. El doctor Crow le creyó a aquél comentario irónico, de cualquier manera sabía que ella no era una persona muy conversadora.

—Es de vital importancia que seas lo más invisible que puedas, sólo eso— esbozó una sonrisa casi imperceptible, entonces sintió a la joven tan cerca de él que podía respirar su aliento. Por unos segundos no vio nada más que el bisturí amenazando sus gemas azules y una corriente de adrenalina recorrió su cuerpo— Señorita Hämärä, sacarme los ojos no va a matar al que la violó— comentó serenamente y con un cinismo punzante. Sabía que aquél comentario era peligroso, que su vida dependía de aquello, pero le fascinaba el suspenso. Sin embargo, el Dr. Crow no era una persona pasiva, no le gustaba ser dominado en ningún aspecto, así que llevó una de sus manos al cuello de la chica y apretó lo suficiente para establecer su punto. En menos de un minuto podría dejarla inconsciente si pulsaba el lugar indicado —. Se acabó la sesión, nos vemos mañana— sus ojos se llenaron de una combinación entre ira y placer, y su mandíbula se apretó dándole una apariencia gélida y hasta aterradora.

Synkkä era una rebelde, y al Dr. Crow le gustaban las cosas a su manera. Definitivamente aquella terapia no iba a ser nada fácil.



_________________
avatar
Frederick B. Crow

Mensajes : 43

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: This is what you get when you mess with us -- Synkkä

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.