WELCOME TO IOWA


• No olvides pasarte a leer la reglas y ambientación.

• También pasa a leer nuestro FAQ, en el encontrarás más datos sobre Iowa y el foro en general.

• Recuerda que sin color no puedes rolear, tienes 72 horas para terminar tu ficha. Ficha aceptada » Registros » Color.

• Las medidas para avatar son 180 x 400.

• A pesar de que el foro se ambienta en la ciudad de Des Moines, Iowa; solo se asimila a la real en el nombre y localización, el resto es invención de la administración.
YOUR FACE
Conectarse

Recuperar mi contraseña

NEW POSTS
Últimos temas
» Afiliación Élite [Naruto Roleros]
Dom Abr 26, 2015 8:09 am por Invitado

» Magic is Might (Retirar el botón - Elite)
Dom Abr 19, 2015 2:38 am por Invitado

» Unmasked - Afiliación Élite [Confirmación]
Sáb Abr 18, 2015 10:20 am por Invitado

» The Demon. |Erin|
Vie Abr 17, 2015 4:12 am por Erin C. Foster

» A World Of Heroes (élite)
Dom Abr 12, 2015 6:50 pm por Invitado

» My brand of heroin {Normal}
Sáb Abr 11, 2015 5:28 pm por Invitado

» Fiesta hasta arder [Lochan Radwańska]
Vie Abr 10, 2015 10:26 pm por Lochan Radwańska

» Are you fucking kidding me? ■ Lochan
Vie Abr 10, 2015 9:57 pm por Lochan Radwańska

» You really want to be here? |Erin| |Terminado|
Miér Abr 08, 2015 1:27 am por Aiden Blair

WHO'S THERE?
¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 24 el Vie Feb 06, 2015 5:08 am.
THE PEERS
Élite
Élites
(20/40)

Zonden Verboden

AFILIADOS NORMALES

Mo Person ✘

Ir abajo

Mo Person ✘

Mensaje por Mo Person el Dom Feb 08, 2015 12:12 am

Moina


I'm the girl all the bad guys want.

Nombre completo: Moina Lucy Person
Edad: 19 años
Nacionalidad: Americana
Orientación sexual: Asexual
Grupo: Suicide.
Nombre del pb: Alysha Nett

Personalidad e historia.


Personality

Llámenme Mo. Esa soy yo. La chica más bonita del mundo entero, como siempre me dijo papá. Soy una chica cool. Dejame explicarte lo que eso es.
Amy Elliot Dunne de Gone Girl. escribió:“Ser una chica cool significa que soy una mujer sexy, inteligente y divertida a la que le encanta el fútbol, el póker, los chistes guarros y que eructa, que juega a los vídeo juegos, bebe cerveza barata, le gustan los tríos y el sexo anal, y se atiborra de hot dogs y hamburguesas como si estuviese protagonizando la mayor orgía culinaria del mundo, mientras, de alguna forma, consigue mantener una talla XS, porque las chicas cool son por encima de todo sexies. Están buenas y son comprensivas. Las chicas cool nunca se enfadan; solo sonríen con desazón, de una forma encantadora, y dejan a sus hombres hacer lo que les dé la gana.”.
Así que prácticamente soy ese estereotipo por el que todos los hombres mueren. Pero nunca podrán tener. Porque cual ilusión perfecta: no existo. Soy un fantasma, el recuerdo de una chica que pudo haber sido feliz. Arruinada por las falencias del destino. Empeñada en destruir la vida de todos los demás si es que no puedo acabar con la mía.

Todos pueden admirarme de lejos. Apreciar las historias que se cuentan de mí, los rumores, los chismes. Porque como siempre hay gente que me ansía y gente que me detesta. Las personas del segundo grupo empiezan a decir cosas que creen pueden empeorar mi reputación, cuando en realidad lo único que hacen es agrandarla, expandirla, darme más poder sobre sus tristes vidas. Está claro que soy egocéntrica, narcisista, por demás de inteligente y malvada.

Yo decido quién me pone un dedo encima, quién merece padecer un infierno en vida y cómo planeo morir. Desde luego que me van los amigos, las fiestas, el alcohol y las drogas. El sexo es algo que no practico muy a menudo, ya que me trae malos recuerdos y no me mueve nada. No busco atarme a nadie. Pero recluto gente a montones para que formen parte de mi vida social, ya que cuando tenga un funeral este tiene que ser fantástico.

¡Al diablo con todo! Mi comportamiento autodestructivo y yo somos uno. Si tienes problemas con ello aparta de mi vista.

Story

Mamá era una chica con clase hasta que conoció a papá. Solo bastó una noche para que él la dejara preñada y sus padres la echaran de la casa. Mamá tenía apenas diecisiete y papá veinticinco. Él trabajaba en una gasolinera y no ganaba lo suficiente para pagar el alquiler del pequeño apartamento donde vivía y al mismo tiempo mantenerla. Pero de todos modos lo intentaron y comenzaron a vivir juntos. Papá apenas soportaba a mamá y ella apenas soportaba estar embarazada. Lo único que deseaba era volver el tiempo atrás y detestaba a la criatura que había formándose en su interior. Papá la golpeaba, mamá deseaba morir. Pero soportó nueves tortuosos meses hasta dar a luz, para descubrir que en realidad no quería quitarse la vida  porque esta podía darle cosas divinas como una bebé hermosa. Si, esa era yo.

Crecí rodeada de la peor mierda. Apenas teníamos para respirar y comer algo, así que el hambre era una constante. En el jardín se burlaban de mí por la ropa sucia o rota que usaba. Siempre carecí de todo pero sobreviví con un poco de lo básico. Se suponía que yo era la luz del hogar, la dulzura personificada. Me amaban. Me amaban tanto que no podían demostrármelo de un modo más bonito que gritándome, maltratandome y abusando de mí. Porque a pesar de ser una bebé hermosa lloraba todas las noches y torturé la cabeza de mamá hasta volverla condenadamente loca.

Ella se olvidó de mi en cuanto pude cuidarme sola y eso fue con apenas un par de años nomas. Papá conseguía trabajos de mierda y regresaba a casa muy tarde, completamente borracho, para decirme siempre lo hermosa que era y que no gritara porque me mataría y así quedaría hermosa por toda la eternidad. Sólo podía llorar en silencio. Y a mamá no le importaba, porque ella también lloraba en silencio cuando volvía de su trabajo. Con los años comprendí que ambas pasábamos por lo mismo. Que debíamos callarnos la boca y dejar que disfrutaran de nuestros cuerpos si no queríamos morir. Papá cada vez abusaba más seguido de mí, porque a medida que crecía había más oportunidades. Mamá acabó prostituyéndose por traer dinero a casa.  

Nunca consideré la posibilidad de quitarme la vida hasta que vi el acto mismo delante de mis propios ojos. Tenía dieciséis cuando mamá llegó a casa totalmente atormentada y papá empezó a gritarle que se fuera a joderle la vida a alguien más. Estábamos en el sofá mugriento, viendo una peli cualquiera en el viejo televisor, mientras que él me tocaba y me obligaba a tocarlo. Era algo a lo que estaba acostumbrada. Pero mamá llegó y sacó una navaja, se paró entre el televisor y nosotros, llorando desconsoladamente, y se abrió la piel de las muñecas. Nunca vi tanta sangre, ni siquiera cuando notaba aliviada que me venía la regla. Esa fue la primera vez que presencié a alguien más sangrando y que observé cómo una vida se extinguía tan rápido. Ni siquiera derramé una lagrima. Ni en ese momento ni durante el funeral donde conocí a mis abuelos. No lloré ni por ella ni por mi padre, cuando una noche llegó tan ebrio que no quise ayudarlo y murió ahogado en su propio vómito.

Mis abuelos, dos señores mayores que jamás había pensado que existían, me aceptaron en su hogar y decidieron hacerse cargo de mí. A partir de entonces pasé dos años fantásticos antes de darme cuenta de toda la vida estupenda y llena de lujos que me había perdido durante dieciséis años, solo porque aquellos dos viejos habían sido tan infelices e insensibles de abandonar a su propia hija en la calle. Si no me había dado cuenta aún de la mierda que podían llegar a ser las personas, entonces ya acababa de confirmarlo. Y solo deseé morir.

Suicida me llamaron algunos. Comportamiento autodestructivo denominaron los médicos. Me empastillé hasta la muerte pero me encontraron justo a tiempo, vaciaron mi estomago y evitaron así mi plan perfecto. A partir de entonces decidí ser más sutil. Entregarme a los placeres mortales, actuar de manera peligrosa sin preocuparme por nada en absoluto. Alcohol, drogas, comida, cualquier cosa podía matarme. Pero necesitaba sentir el dolor de estar viva para incentivar esos deseos de muerte. Así que mientras esperaba el momento perfecto para largarme, me cortaba las venas y me tatuaba todo el cuerpo. Desde siempre fui una chica rebelde, rodeada de las personas de pocos recursos, entregada a lo inevitable. Sin embargo ahora tenía un plan. Uno que mis abuelos claramente volverían a frustrar enviándome a un internado de personas con problemas mentales, para no hacerse más responsables de mi miserable vida, o muerte. ¡Pero qué lugar más perfecto para hacer amigos! Títeres por todos lados para hacer mi última función de teatro...

Extra.

Wharever you want.

Canción: Bowling for soup - Girl all the bad guys

Gustos:
✘ Cortarse.
✘ Tatuajes.
✘ Música dark, emopunk, cualquier tipo de rock, sobretodo pesado.
✘ Comida.
✘ Alcohol, drogas y cigarrillos.

Disgustos:
✘ La vida.
✘ Los idiotas.
✘ Sexo.
✘ La gente insensible.
✘ Los lujos y la felicidad.

Extra:
✘ Todos siempre le dijeron que era como un hermoso ángel. Ella, haciendo referencia a esto, se llama a si misma Lucifer, por el segundo nombre que le pusieron. Y algún día espera que la perdonen por ser tan bonita y pueda estar en el cielo rodeada de diamantes, como la canción por la que la nombraron así.
✘ No le gusta su primer nombre porque su madre se lo puso cuando realmente la amaba y significa: beloved, ser amado. Como ella nunca conoció lo que es el amor y el cariño de nadie, detesta que la llamen así. Prefiere Mo y se presenta como tal.
avatar
Mo Person

Mensajes : 19

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mo Person ✘

Mensaje por #3 el Dom Feb 08, 2015 12:23 am


Welcome.

avatar
#3
Admin

Mensajes : 108

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.