WELCOME TO IOWA


• No olvides pasarte a leer la reglas y ambientación.

• También pasa a leer nuestro FAQ, en el encontrarás más datos sobre Iowa y el foro en general.

• Recuerda que sin color no puedes rolear, tienes 72 horas para terminar tu ficha. Ficha aceptada » Registros » Color.

• Las medidas para avatar son 180 x 400.

• A pesar de que el foro se ambienta en la ciudad de Des Moines, Iowa; solo se asimila a la real en el nombre y localización, el resto es invención de la administración.
YOUR FACE
Conectarse

Recuperar mi contraseña

NEW POSTS
Últimos temas
» Afiliación Élite [Naruto Roleros]
Dom Abr 26, 2015 8:09 am por Invitado

» Magic is Might (Retirar el botón - Elite)
Dom Abr 19, 2015 2:38 am por Invitado

» Unmasked - Afiliación Élite [Confirmación]
Sáb Abr 18, 2015 10:20 am por Invitado

» The Demon. |Erin|
Vie Abr 17, 2015 4:12 am por Erin C. Foster

» A World Of Heroes (élite)
Dom Abr 12, 2015 6:50 pm por Invitado

» My brand of heroin {Normal}
Sáb Abr 11, 2015 5:28 pm por Invitado

» Fiesta hasta arder [Lochan Radwańska]
Vie Abr 10, 2015 10:26 pm por Lochan Radwańska

» Are you fucking kidding me? ■ Lochan
Vie Abr 10, 2015 9:57 pm por Lochan Radwańska

» You really want to be here? |Erin| |Terminado|
Miér Abr 08, 2015 1:27 am por Aiden Blair

WHO'S THERE?
¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 24 el Vie Feb 06, 2015 5:08 am.
THE PEERS
Élite
Élites
(20/40)

Zonden Verboden

AFILIADOS NORMALES

I've felt the hate rise up in me... ► Sadie.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

I've felt the hate rise up in me... ► Sadie.

Mensaje por Dizzy R. Sunkow el Vie Feb 27, 2015 5:12 pm

How the hell did I get here?. Something about this, so very wrong... I have to laugh out loud, I wish I didn't like this.
Casilleros ─ 11:35am.

Comencé a sentir dolor de cabeza y es que la boca de ese imbécil no dejaba de soltar estupideces, habíamos pasado una maldita hora dentro de la misma habitación en una de las tantas clases que daban ahí y él no había dejado de hablar de cosas que puedo jurar nadie le creía. Mantuve mis brazos cruzados hasta que el profesor volvió a hablar y apreté la mandíbula, no soportaba a nadie ahí en realidad, podía pasar todo el tiempo de la clase o incluso todo el día solo ideando algún plan para salir de aquí. Desvié la mirada por cada rostro que había alrededor y me detuve en la chica de cabellos negros y cortos que tenía un puñado de tatuajes, eso era lo que podía decir que me llamaba la atención, en cualquiera; me quedé observándola fijamente e ignoré la plática que estaban comenzando a tener, hasta que uno de ellos, el que estaba detrás de mi logró darme una patada, me giré hacia él y le miré esperando a que dijese cualquier cosa, luego de un par de segundos lo único que supe con certeza fue que le solté un puñetazo en el rostro y el profesor empezó a gritar, yo no iba a poder contenerme, una vez siento como todo se va al carajo dentro no hay nada que hacer... nada más que disfrutarlo.

Pero el gusto tampoco me duró demasiado, en cuanto sentí las manos de alguien más colocarse sobre mis hombros y hacerme retroceder supe que seguramente acabaría en la zona de castigos o quién sabía. El señor Gudrich tiró de mi mientras yo continuaba con la vista fija en ese estúpido, imaginándome simplemente cómo sería romperle los huesos y sonreí de medio lado; me paré fuera de la puerta una vez el profesor me soltó y rodé los ojos solo escuchando su sermón, que no lo volviera a hacer, que tuviera cuidado, que me enviaría a por un castigo; como si me importara, aunque, si iba a parar a la sala de castigos sería por algo peor que haberle dado un puñetazo a un enclenque. Lo iba a cazar hasta asegurarme que el castigo que me iban a dar después del día de clases fuese por algo que haya valido la pena y así lo hice, esperé ahí fuera, girando el rostro de tanto en tanto para observar las cámaras y volver a clavar la mirada en el suelo, con los brazos enredados delante del pecho y solo esperando escuchar el bullicio que se hacía al salir de un salón.

Levanté la mirada y esperé a encontrar su cara entre todos los demás, cuando apareció esperé a que avanzara un poco antes de comenzar a ir tras él, me metí entre los demás y cuando estuve cerca de él me lancé y lo empujé contra uno de los casilleros - Hey -dije apretando mis puños sobre la camiseta de él, entornando mis ojos en su rostro y sintiendo la energía fluir, era como si consiguiera un poco de libertad cada que me envolvía la sensación a la que todos llaman rabia - ¿Te crees que te vas a salir con la tuya? -le hablo rápidamente y antes de que responda vuelvo a asestar un golpe en su rostro, no es suficiente, en ese momento solo quiero escucharle quejarse o ponerse a llorar, lo observé llevarse las manos al rostro y agacharse ligeramente, me iba a tirar sobre él pero solo logré soltar una patada en su dirección antes de que se tumbara completamente en el suelo, sonreí porque me parecía algo tremendamente divertido, como a nadie parecía importarle realmente lo que pasara con ese tarado, ni siquiera su tonto amigo el hablador...

_________________
It runs through my veins, it feels just like death, I need to punch something.
avatar
Dizzy R. Sunkow

Mensajes : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I've felt the hate rise up in me... ► Sadie.

Mensaje por Sadie Deetz el Sáb Mar 14, 2015 6:55 pm

No había pasado ni una semana desde que había entrado en aquel centro para desequilibrados mentales y personas que simplemente odiaban su vida o se odiaban a ellos mismos… cosa que yo no entendía porque se tenía que considerar un trastorno mental pues al fin y al cabo en la sociedad en la que vivíamos, ¿Cómo se podía mantener uno en ella sin odiarla o acabar por odiarse a sí mismo?, realmente yo creía que muchas de las personas más cuerdas podían encontrarse en lugares como esos; visionarios, personas con conceptos más evolucionados sobre los seres humanos y el mundo que nos rodeaba, gente que no se dejaba dominar por los medios o los dictados de la podrida sociedad…

Mi mente, para no variar divagaba mientras una hora más de clase pasaba y yo no me enteraba absolutamente de nada de lo que acontecía a mí alrededor, el profesor impartía la materia, los alumnos atendían o hacían el idiota para no variar y yo simplemente, dejaba volar mis pensamientos lejos de allí, allá donde mi cuerpo no podía ir, pues estaba prisionero. Pero nunca podrían aprisionar mi mente…

Entonces unos gritos hicieron que volviera a aquel lugar, algo perdida por momentos al no entender nada de lo que estaba aconteciendo por haber permanecido tanto tiempo abstraída; dándome tiempo únicamente a ver al profesor Gudrich poner las manos encima a uno de los alumnos, al cual ya había identificado el primer día en el que llegué, Dizzy parecía llamarse, o eso me había parecido oír; un joven de aspecto malhumorado, con tantos tatuajes que había perdido en varias ocasiones la cuenta y un algo… que llamaba mi atención; tal vez esa oscura aura que parecía rodearle. Aquello duró poco pero me dejó con la cabeza nuevamente en otro lugar, ahora pensando en que pasaría con ese chico que parecía reaccionar tan salvajemente ante lo que fuera y cuya mirada solo transmitía pura rabia y odio en lo que tardó en expulsarle el profesor del aula.

Para cuando tocó la campana que daba señal de fin de clase, recogí con calma mis cosas y me dirigí a la salida, saliendo tras dos chicos que parecían reírse divertidos comentando el nombre de Dizzy; me pregunté que les haría tanta gracia y si tendrían algo que ver con todo aquel jaleo, pues eran justo los dos que se sentaban detrás del joven expulso. Pero mi pregunta no tardó en tener respuesta… Lo siguiente que vi fue a Dizzy abalanzarse sobre uno de los dos y estamparle contra los casilleros. Me paré en seco abrazada a mi carpeta sin saber muy bien que hacer, ¿qué se supone que estaba pasando?

No tardó en formarse un grupo de gente alrededor de los casilleros al asestar el joven un golpe en el otro muchacho, oyéndose gritos y risas, animando a que la pelea fuera a más. Intenté mirar por encima de la gente pues rápidamente había quedado tras la multitud y a penas conseguía ver bien, decidiendo finalmente abrirme paso entre la gente y llegar a estar algo más próxima a los chicos - ¿No piensas hacer nada? – fue lo único que salió de mi boca al ver al amigo del chico tirado en el suelo; el cual permanecía parado con los ojos abiertos como platos mirando a Mike, el chico que había sido golpeado, o así le gritaba el gentío.

Entonces Mike se levantó plantando cara a Dizzy esforzándose por no mostrarse dolorido, aunque era evidente que lo estaba - ¡Estás loco o que!, ¡Como me vuelvas a tocar te parto la boca! – amenazó señalándole con su dedo índice aproximándolo al rostro del joven tatuado.

Miré a ambos y luego a la gente, definitivamente nadie parecía que fuese a hacer nada - ¡YA  VALE! – grité algo nerviosa acercándome más a los dos y poniendo una mano en el pecho de cada uno mientras les miraba a los ojos intercaládamente sin saber que más hacer para acabar con eso.

_________________
avatar
Sadie Deetz

Mensajes : 49

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I've felt the hate rise up in me... ► Sadie.

Mensaje por Dizzy R. Sunkow el Miér Mar 18, 2015 6:53 pm

How the hell did I get here?. Something about this, so very wrong... I have to laugh out loud, I wish I didn't like this.
Casilleros ─ 11:35am.

« Jayden, debes aprender a controlarlo », odio que me llamen así, me recuerda a las palabras que mi mamá repetía una y otra vez cuando era pequeño, cuando me enredaba a golpes con mis hermanos y acabábamos molidos. Por eso dejé de querer que me llamaran así, por eso cambié y dejé con ello todo lo que podía traer ese nombre consigo. Debes aprender a controlarlo. Al haber escuchado esa frase la primera vez se me escapó una sonrisa burlona, sí, me reía de aquella tontería y de como aquella mujer creía que con decírmelo, no podía hacerlo, no iba a aprender a controlarme porque siempre que sentía la chispa colérica alcanzarme una sonrisa se dibujaba en mis labios, era bueno, como una descarga enérgica que te hace sentir que lo puedes todo; yo puedo con todos.

Bajé la mirada hasta encontrarme con el cuerpo en el suelo, él se cubría el rostro como esperando que así no pudiese golpearle más. No me encontraba en la sala de la psiquiatra, estaba en el pasillo deseoso por golpear a ese imbécil; me las iba a pagar. Le solté otra patada y sinceramente si me lo preguntas no presté atención en absoluto al resto de personas que están alrededor, no me importa si me ven o si me apoyan, si se emocionan al ver que solo quiero romperle los huesos a alguien o si me temen. No me importa nada, solo que se siente bien por dentro. Es emocionante y eso es lo que no voy a cambiar, escuchar los gemidos o gruñidos de alguien al quejarse. Una vez, en esos tiempos en los que la pasaba andando de un lugar a otro por la ciudad, recuerdo haberme topado con un tipo mucho más grande que yo; esa noche volví a casa lleno de sangre, sangre de ambos porque no pude aguantarme y terminé peleando aunque sabía que iba a perder.

Entonces se levantó él del suelo y me plantó cara, no se de dónde sacaba los cojones para hacerlo, después de que lo golpeé y que sabía que no podía ponerse tan mono conmigo. Me reí en alto pero mi ceño se mantuvo fruncido, era coraje y diversión, esa sensación creciente y agradablemente incómoda que se deposita en la boca de tu estómago. La sangre comenzaba a hervir, me relamí los labios y le solté otro puñetazo al rostro, el problema fue que no alcancé a atinar y solté un bufido, listo para volver a echarme sobre él para golpearlo. Algo me detuvo. Mantuve los puños apretados y ligeramente levantados delante del cuerpo cuando sentí como presionaban mi pecho, retrocedí y bajé la mirada un poco, encontrándome algo desorientado, mucho más molesto y con las ganas de mandarlo todo a la mierda - ¡NO TE METAS! -escuché como mi voz se alzaba y mi mandíbula se apretaba al terminar aquella pequeña frase, no la quería dentro de eso; no quería ni siquiera dirigirla más la palabra, que se jodiera, junto con los demás. Todo había estado bien. Bufé, clavando la mirada en el rostro de la pelinegra y fruncí los labios dirigiéndole una mirada al otro, no se iba a escapar, él sabía que si todo acababa aquí más tarde le cazaría, mañana y el día siguiente.

Comenzó a moverse, a arrastrarse por los casilleros en otra dirección, huyendo gracias a la menuda muchacha que tenía delante. Era un maldito cobarde, lo cual solo me daba más ganas de seguirlo. Tragué una bocanada de aire y le solté un par de puños a los casilleros, porque tenía que sacarlo en esos momentos, tenía que deshacerme de aquello. Podía golpearla a ella también, pero a quien en realidad deseaba magullar ya había corrido para dar la vuelta en el pasillo. Chasqueé la lengua y pegué la frente contra un casillero - Joder, joder -repetí un par de veces y apreté las manos en puños. Me moví luego de unos minutos y vi que todo el barullo que se había formado estaba desaparecido ya; giré la cabeza y me la encontré ahí aún - Ya te puedes largar -escupí con molestia y el ceño fruncido sin apartar la vista del rostro de ella.

_________________
It runs through my veins, it feels just like death, I need to punch something.
avatar
Dizzy R. Sunkow

Mensajes : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I've felt the hate rise up in me... ► Sadie.

Mensaje por Sadie Deetz el Jue Mar 19, 2015 3:07 pm

Y ahí me encontraba una vez más actuando más por corazón que por cabeza, mis instintos me llevaban en muchas ocasiones a ser impulsiva y no pensar demasiado lo que hacía, metiéndome en ocasiones en situaciones en las que mejor no era meterse o en las que simplemente era mejor abordar de otra manera; pero para eso hacía falta dejar pasar unos minutos, meditar y ser más consciente… algo que como ya digo, en muchas ocasiones no funcionaba conmigo.

Como consecuencia lo primero que recibí fue una mala y violenta respuesta por parte de Dizzy, algo que no era muy de extrañar ciertamente pero que aún así me sobresaltó levemente por la rabia que reflejaba en su voz y en su rostro, haciendo que apartase la mano de su pecho automáticamente como si temiera el que me la fuera a destrozar en ese mismo instante. Abrí la boca para contestarle tratando de sostener su mirada a pesar de que mis ojos dejaban entrever cierto temor, acabando por cerrarla nuevamente sin ser capaz de contestarle habiendo quedado muda por tal carga de violencia repentina. Cuando apartó su mirada de mí, respiré con cierta tranquilidad como si una amenaza hubiese desaparecido de mi frente pero no me moví del sitio; permaneciendo junto a Dizzy con la mirada fija en él, sintiendo el temor que me inspiraba pero a la vez cierta lastima, pues por mucha ira que transmitiera, a mí, al menos, también me transmitía sufrimiento.

Me fijé en Mike, el otro chico que finalmente había decidido sacar la bandera blanca, el cual se arrastraba pesadamente en dirección contraria a nosotros; huyendo de Dizzy junto a su amigo que parecía bastante más avergonzado por toda la escena que el apaleado. Sinceramente, eso me alegró bastante, pues no deseaba que aquella contienda continuara y mi preocupación por muy raro que pareciera y sin saber muy bien por qué, estaba más centrada en el agresor que el agredido.

Observé a la gente que ya se dispersaba entre abucheos por el fin de la pelea y entonces un par de golpes me hizo volver con un mayor sobresalto al de hacía escasos momentos hacia el tatuado; viendo como golpeaba uno de los casilleros con rabia mientras maldecía, ¿qué pasaba con aquel chico?, mi mirada se suavizó al ver la escena, realmente no debería de estar nada bien por dentro, tanta ira solo podía provenir de mucho dolor reprimido.

Entonces el joven se giró hacia mí invitándome a largarme de ahí para acto seguido escupir en el suelo con la misma delicadeza que había tenido desde el principio de todo aquello. Permanecí una vez más parada frente a él, sosteniéndole la mirada para luego mirar sus puños, los cuales estaban sangrando de haber estado golpeando al chico y al casillero. Acerqué mis dos manos a su mano derecha lentamente y la tomé entre las mías con el máximo cuidado girando la palma hacia abajo para poder ver los nudillos – Deberías curarte esto… se te puede infectar – tras ojear las heridas volví a mirarle con calma, ignorando su brusquedad y cierta mala educación mientras soltaba la mano con cuidado.

¿Qué podía decirle ahora?, no quería irme, quería ayudarle, quería saber que le pasaba; pero era evidente que él no me quería ahí con él y mi inutilidad social no ayudaba… - Mmm… ¿Estás bien? – pregunté mostrando bastante inseguridad pues no sabía cómo llegar a él – No se… no es muy común ponerse a machacar a una persona de esa manera… - continué mirándole de reojo esperando que no me contestase con un “vete a la mierda”, o “tú qué coño sabrás”; sabía que tendría sus motivos pero aún así la violencia con la que había actuado estaba muy por encima de lo normal, y eso no tenía justificación.

_________________
avatar
Sadie Deetz

Mensajes : 49

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I've felt the hate rise up in me... ► Sadie.

Mensaje por Dizzy R. Sunkow el Lun Mar 23, 2015 5:20 pm

How the hell did I get here?. Something about this, so very wrong... I have to laugh out loud, I wish I didn't like this.
Casilleros ─ 11:35am.

Comenzaba a exasperarme. No la quería tener ahí al costado, mirándome como si fuese un pobre animal malnacido o abandonado. Me gustaba más cuando no hablaba, cuando no se metía en asuntos que ni siquiera nos involucraban a ambos, solo por haber hecho algo bueno o eso creía yo que ella pensaba, que había algo espléndidamente bueno. Cerré los ojos fuertemente y dejé las manos contra el casillero que había golpeado, el calor en el estómago continuaba ahí, danzante, esperando valerse de cualquier cosa para que la llama se hiciera enorme una vez más.

Me reí sarcásticamente o burlón, como lo quieran ver, al escuchar su comentario de que debería curarme las heridas. Sí, madre, lo que tú digas. Me había tensado cuando tomó mi mano pero luego de unos segundos aquel desagrado o enfado que pude haber sentido por la acción se esfumó. Relamí mis labios quedándome callado y sin siquiera volver a verla directamente.

Me gustaba más cuando no conocía nada más que sus tatuajes, o por lo menos los que pude llegar a ver.

- Estoy bien -gruñí con molestia, ahí estaba otra vez. No necesitaba que ella se preocupara por nada, yo siempre termino ganando en estas cosas, sabes, porque puedo hacer lo que se me antoje y si me da la gana golpear a alguien no me detengo, si alguien me busca pelea la va a encontrar y mucho más rápido de lo que creen. Muchas personas creen que hay algo mal conmigo, claro, si no no estaría metido en esa mierda de lugar. La voz de la pelinegra volvió a aparecer y entonces no pude contener una carcajada, había sido muy gracioso su comentario si lo piensan de una manera, como yo - ¿En serio? -pregunté aún mofándome de ella y su idea de que aquello no era normal - ¿Algo por aquí es normal?, dime - mi ceño se frunció de manera automática para terminar moviendo la cabeza en negación un par de veces.

Quizás la imaginaba más lista. Quizás pensaba que no tendría que hablar con ella nunca, a pesar de que se encontrara en la misma clase que yo y es que, siempre era la misma mierda. Me había gustado ver el tatuaje ese que tiene en la mano fijamente durante un par de clases, otros más arriba y ya estaba, pero tenerla tratando de contenerme o diciéndome que había algo malo en mi no era precisamente interesante, ni divertido - Estás en un lugar para locos -respondí con la expresión seria nuevamente, bajé la mirada hacia los nudillos lastimados y entrecerré los ojos, ni siquiera dolía, solo podía sentir un escozor agradable - Además, ¿quién carajos eres como para decir lo que es o no común? -ladeé la cabeza hacia un costado y di un paso hacia ella - ¿Por qué estás aquí, eh? -pregunté inclinándome un poco hacia adelante y fijé la mirada en sus ojos oscuros - ¿Eres anoréxica, alucinas, te drogas? -encogí los hombros - ...¿O solo viniste de vacaciones? -me burlé.

No quería saberlo en realidad, no quería saber nada de ella y seguramente debí haberme callado de una puta vez luego de decirle que estaba bien.

_________________
It runs through my veins, it feels just like death, I need to punch something.
avatar
Dizzy R. Sunkow

Mensajes : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I've felt the hate rise up in me... ► Sadie.

Mensaje por Sadie Deetz el Mar Mar 24, 2015 1:53 am

Tuve que valerme de coraje y fuerza de voluntad para no largarme del lugar al oír las socarronas carcajadas del joven cuando me interesé por él, sintiéndome a cada segundo que pasaba más fuera de lugar y que había hecho mal en intervenir y acercarme a él; pero no pensaba darme por vencida… ya le había observado lo suficiente como para haber captado por encima su manera de actuar con las personas por lo que todo aquello era algo con lo que ya debía de contar y lo cual no podía echarme atrás.

Guardé silencio unos segundos ante su pregunta sobre la normalidad del lugar, mirándole y tratando de guardar la calma; más por no ponerme nerviosa por la hostilidad que transmitía el chico que por temer perder los papeles, pues para conseguir que yo acabara subiendo la voz o agrediendo a alguien había que trabajárselo a un nivel sobrehumano – Bueno… yo no me refería a eso, no hace falta que cambies mis palabras para atacarme – contesté de manera tranquila – Solo digo que tú… - sostuve la mirada un instante más y luego la aparté, sintiéndome torpe al no saber que palabras usar, pues ya veía que dijera lo que dijera me lo iba a devolver como una pelota de tenis con cinco veces más fuerza  - …déjalo, creo que no me he explicado bien – sus carcajadas aún resonaban en mi cabeza, sintiéndome algo humillada con eso como ocurría con cualquier ataque personal que me hacían, pues eso sucedía con las personas que carecían de autoestima, pero tampoco iba a mostrar eso ante el muchacho.

Entonces escuché de nuevo a Dizzy dirigiéndose a mí de manera agresiva, esta vez moviéndose en dirección a mi persona en lo que para mí, era, de manera amenazadora; acercándose a mi frente e inclinándose levemente con sus sobresalientes palmos sobre mi cabeza, haciéndome sentir cada vez más pequeña y encogida, como si en cualquier momento fuera a desaparecer en el suelo. Encogí los hombros y el cuello leve e inconscientemente, como si mi cuerpo tratara de defenderme del cuerpo ajeno y le miré con la cabeza gacha alzando la mirada hacia él.

- No hace falta que te pongas así conmigo, no te he hecho nada – comenté con cierto tono molesto aunque mi voz sonaba tan débil que no imponía absolutamente nada – Y no… no soy anoréxica, ni alucino, ni me drogo… - bufé ante todas esas características de los diferentes enfermos que había en el lugar, ¿qué le decía yo ahora?, ¿qué me había intentado colgar hacía menos de un mes y no conseguí matarme y que me rajaba y quería acabar con mi vida lo más pronto posible porque odiaba al mundo y a mí misma? – Yo… no creo que te interese saberlo – mi voz sonaba nerviosa, no quería ser borde, quería contestarle si eso ayudaba a que me conociera y confiara un poco en mí, el problema era que me daba vergüenza decirle mi problema por lo que pudiera pensar. Me mordí ambos labios pensativa y nerviosamente apartando la mirada del joven y volví a mirarle antes de que decidiese cambiar de idea y largarse – Dicen que soy un peligro para mí misma – finalicé de forma sutil, esperando que así entendiera más o menos por donde iban los tiros, y sino pues al menos ya le había dado una respuesta… - Desde luego no estoy de vacaciones – enfrié levemente el tono ante la ironía del joven e intenté estirarme un poco, para no seguir en esa posición tan encogida, sin atreverme a hacerlo demasiado al tenerle a él aún en esa pose frente a mí – Ahora… si no te importa, ¿podrías dejar de hacer parecer que me vas a pegar? – señalé con mi mano diestra su rígido cuerpo, el cual parecía incapaz de relajarse desde que le había visto salir de clase, toda esa furia hacía que permaneciese completamente tenso… - Yo… creo saber porque estás aquí… - entrecerré los ojos mirándole intentando ser algo agradable, sin llegar a ser bromista pues ni se me pasaba por la cabeza viendo a la fiera que tenía en frente; pero tampoco quería preguntarle lo evidente y que pensara que era estúpida – Soy Sadie, por cierto, un… dudoso placer conocerte… - finalicé asintiendo con la cabeza sin moverme de mi posición y nuevamente tratando de ser agradable y muy muy levemente bromista a pesar de que ya no sabía que más hacer para que Dizzy se calmara.

_________________
avatar
Sadie Deetz

Mensajes : 49

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I've felt the hate rise up in me... ► Sadie.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.