WELCOME TO IOWA


• No olvides pasarte a leer la reglas y ambientación.

• También pasa a leer nuestro FAQ, en el encontrarás más datos sobre Iowa y el foro en general.

• Recuerda que sin color no puedes rolear, tienes 72 horas para terminar tu ficha. Ficha aceptada » Registros » Color.

• Las medidas para avatar son 180 x 400.

• A pesar de que el foro se ambienta en la ciudad de Des Moines, Iowa; solo se asimila a la real en el nombre y localización, el resto es invención de la administración.
YOUR FACE
Conectarse

Recuperar mi contraseña

NEW POSTS
Últimos temas
» Afiliación Élite [Naruto Roleros]
Dom Abr 26, 2015 8:09 am por Invitado

» Magic is Might (Retirar el botón - Elite)
Dom Abr 19, 2015 2:38 am por Invitado

» Unmasked - Afiliación Élite [Confirmación]
Sáb Abr 18, 2015 10:20 am por Invitado

» The Demon. |Erin|
Vie Abr 17, 2015 4:12 am por Erin C. Foster

» A World Of Heroes (élite)
Dom Abr 12, 2015 6:50 pm por Invitado

» My brand of heroin {Normal}
Sáb Abr 11, 2015 5:28 pm por Invitado

» Fiesta hasta arder [Lochan Radwańska]
Vie Abr 10, 2015 10:26 pm por Lochan Radwańska

» Are you fucking kidding me? ■ Lochan
Vie Abr 10, 2015 9:57 pm por Lochan Radwańska

» You really want to be here? |Erin| |Terminado|
Miér Abr 08, 2015 1:27 am por Aiden Blair

WHO'S THERE?
¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 24 el Vie Feb 06, 2015 5:08 am.
THE PEERS
Élite
Élites
(20/40)

Zonden Verboden

AFILIADOS NORMALES

Fiesta hasta arder [Lochan Radwańska]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Fiesta hasta arder [Lochan Radwańska]

Mensaje por James Rock el Dom Mar 01, 2015 10:59 pm

fiesta hasta arder
en una casa cualquiera.

La noche había comenzado como el día, sin más sobresaltos que la vida misma, que no era poco según de quien se tratase. Me puse los vaqueros y las botas de siempre y cogí una camiseta que encontré sobre mi silla. Mi casa era pequeña, salvo por el cuarto de baño, el resto estaba todo en la misma habitación, separado por cortinas y pocos muebles más. Mi casa era muy diferente a la casa a la que iba a ir ahora, todo lleno de lujos. Fui andando, era mejor para el trabajo que iba a hacer, sin apenas nada que me identificase salvo lo que yo decidiese. Mi negocio particular era peligroso pero me sacaba de más de un apuro económico y como aún no había tenido problemas con "compañeros" de profesión y hasta que los tuviera, y graves o que algo me hiciese cambiar, no dejaría ninguna de mis fuente de ingresos.

La música se escuchaba hasta en dos calles más a bajo y los niños adinerados se veían ir con sus coches y ropas, siempre me han sorprendido lo mal que visten, tanto dinero y peor clase que los que menos tienen, yo conozco a chicas de la calle mejor vestidas que estas chicas, coincido con un grupo de ellas y paso el brazo por sus hombros, me rodean con ellos, saben lo que llevo y lo quieren pero primero he de vender al que me han llamado. Llegamos al destino, la casa estaba que ardía, música, alcohol y gritos, luces y chicas y chicos semidesnudos en la piscina. Entré y subí al segundo piso, donde sabía que encontraría al hijo del dueño de la casa.

Abrí la puerta que me habían indicado y me encontré con el chico sentado en la cama. No me había percatado de su compañía hasta que ella habló. No había, días, no había lugares ni momentos para encontrarse, no, tenía que ser precisamente hoy. Alcé una ceja y le respondí lo más brusco que se me ocurrió en ese momento. - Vaya Chad, no sabía que contratases estos servicios - Hablándole al comprador pero mirándola a ella. Como la puerta estaba abierta, una de las chicas entró, se le notaba que estaba algo más que chispada, reía sin control y amenazaba con hacer sus necesidades allí mismo si no se le indicaba el camino. No es que me importase pero no me apetecía verle el culo mientras meaba en una esquina así que le indiqué la dirección, aunque vete a saber si era la correcta porque me la había inventado y perfectamente podría estar andando al balcón y así fue porque la vi con medio cuerpo fuera. Corrí a por ella justo antes que se despeñase, la tenía agarrada por las piernas mientras la amiga reía y ella decía algo sobre mi paquete y la postura, pero le dio por vomitar y no podía subirla porque no dejaba de moverse, la dejé que se desahogase sobre el peinado de alguien que estuviese debajo, le había dado de lleno porque se le oía despotricar. Cuando se relajó pude subirla y la dejé tirada en el suelo del balcón, me miré si me había manchado, estaba bien, no me había caído nada. Fui al dormitorio el tipo  con el ceño fruncido, regalandole una mirada poco amistosa a la chica para ver si iba y en lugar de eso obtuve la entrada de un par de chicos en busca de intimidad que venían empujando. Adiós a la discreción o lo que fuera.

-¡Son 100 o pagas o me largo! - Empezó a protestar, a regatear, siempre era lo mismo, cuando empezaban así solo  había una solución, cogí las escaleras para abajo y él me siguió con tonterías sobre mi carácter, me agarró del brazo, alcé una ceja y la mirada que le había echado a ella se la di a él, ahí si que hubo efecto.


Última edición por James Rock el Dom Mar 08, 2015 3:17 pm, editado 1 vez

_________________
avatar
James Rock

Mensajes : 14

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta hasta arder [Lochan Radwańska]

Mensaje por Lochan Radwańska el Dom Mar 08, 2015 4:35 am

Fiesta hasta arder.

Repasaba de forma constante, múltiples a prontas llamadas, luces frente a algo que se avecinaba, atrás, alrededor, fuera, lejos y al mismo tiempo; cerca. El pánico acechaba con cada pisada mi sombra tras mí, las cámaras recorrían mi cuerpo y yo caía sin si quiera haber caminado.

Sin embargo, exageraba. Ya que, tan sólo me encontraba jugueteando libremente con los cabellos desordenados que protestaban a cada tanteada de mis yemas demacradas a mordiscos insignificantes y ajenos a mí.
La comodidad que albergaba la especie de internado me cegó al compararlo a la cárcel de mierda que, sería mil veces peor que ésta cosa.

Y es que ser un asesino es difícil.

Aunque aquello fuese mentira, porque mi cuerpo no estaba bajo el peso y presión de un asesinato, era algo idiota. Además, yo era pacífico, normal, vulgar, común; insulso e ignorante. Y así me iba a quedar, para siempre; aunque aquello fuese demasiado tiempo.
Con lo único que me habían culpado era por haber tenido sexo con mi madre, omitiendo la parte del forcejeo, pero eso era lo de menos. La tranquilidad y el conformismo eran parte de mí, jamás haría algo fuese de lo mundano, aunque desconocía el motivo, la razón, la forma y el tiempo en que me encontraba corriendo desesperado por las calles de la ciudad, perdido y agotado al largo recorrer al que me había enfrentado en un acontecimiento extraño e irónico. Desconocía e ignoraba muchas cosas. De cualquier forma, después volvería al lugar dónde me habían transferido en una nueva oportunidad.

No perdería nada, al fin de cuentas; porque nada tenía.

¿Unos años de cárcel? ¿Unos años en el loquero? Joder, aún me quedarían más años por vivir, así que no sería muy relevante si mi vida, mi presente, se fuese a la misma “mierda” Ya que, tampoco tenía mucho futuro en la universidad, por así decirlo.

Da igual, todo debía ser a su debido tiempo y yo no le buscaría explicaciones, ni trasfondos a algo que no me importase, en realidad.

De lenguaje marginal y vulgar, común.

¿Por qué ser una persona profunda hace crecer?

No lo querría saber, de cualquier forma. Ser hueco era mejor. Buscar cigarrillos era lo mejor, encontrar una fiesta era…

Fuera de lo común en mi aburrida monotonía.

Sin fiestas, ni alcohol, ni sexo; sólo dos hermanos menores y una madre, estudios y televisión.

Observé bajo mis lentes de sol la casa, mientras el sudor recorría traicionero mi frente. Últimamente estaban ocurriendo mierdas extrañas a mí alrededor, a mi monotonía poco interesante. Y joder, eso no me gustaba, sin embargo el hedor a cigarrillo llegó hasta mis fosas nasales y mis pies, tímidos y resentidos se aventuraron a entrar a la casa. Mis vestimentas opacas no contrastaban con las personas de allí, miradas se posaron en mí, y me encontré perdido. No me importó, aunque mis dientes comenzaran a arrancar la piel de mis dedos, aunque el sabor metálico hiciese presencia en mi paladar. -¿Alguien tiene un cigarrillo?- Comenté a la masa que me ignoró, hasta que atrás de mí, pareciese que se avecinara una pelea. No solía observar aquello, jamás había presenciado alguna. Mi quedé estoico al pronto espectáculo en las escaleras.


-¿Qué tienes? ¿Por qué no relajas las tetas?- Espeté con mi voz, esa tranquila y seria, mi boca se había abierto de forma egoísta. Solía hablar demasiado, de cualquier forma. -¿No tienen algún cigarrillo? Porque, joder, necesito alguno, lo más rápido posible, por favor. No tengo dinero, así que, el que se quiere sentir bondadoso me lo podría obsequiar, claro está.- Me encontraba nervioso, aunque no se denotara. Me estaba cagando encima. Ironía era que mi rostro se encontraba serio y mi mirada se escondía bajo mis gafas. –Puta mierda.- Reclamé.

Hoy me encontraba confundido.

Y no me gustaba.

Debía volver con mis locos. Después de un cigarrillo, claro.


_________________
Your life is a lie.
When the fire dies; you thinks it’s over, but it’s just begun.
avatar
Lochan Radwańska

Mensajes : 33

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta hasta arder [Lochan Radwańska]

Mensaje por James Rock el Jue Mar 19, 2015 10:28 pm

fiesta hasta arder.
en alguna calle.

Recibí un puñetazo a la par que escuchaba a algún idiota preguntar por un cigarrillo, allí nadie le daría nada, solo que quitarían si se descuidaba, era lo que pasaba en las fiestas, capullos arrogantes que no pagan lo que deben y hacen lo que quieren. Después de un forcejeo los dos caímos por las escaleras quedando en el hall frente a un grupo de muchacho. Antes de recibir otro golpe vi a un chico que parecía no encajar ¿Quién coño me estaba pegando? Entre toda la confusión iban y venían puñetazos sin saber de quien ni a quien se los daba. Vender droga a niñatos adinerados era, a partes medias, un buen y mal negocio. Alguien preguntó por un cigarrillo ¿Quién pregunta por eso así sin más?. Me levanté del suelo con dificultad y me dieron otro golpe, me levanté y esta vez fui yo. Miré a mi alrededor, necesitaba una vía de escape. Me coloqué en dirección del chico que hablaba, el que me estaba pegando me fue a dar otro regalo, le esquivé y le dio al chico de al lado del cigarro. Perfecto, mi huida. -¡Hola Bill! ¿qué tal? Yo tengo tu cigarro

Y sin pensarlo, todo muy rápido, agarré al chico y lo saqué de allí, conmigo delante, por supuesto. Si alguien daba otro puñetazo que se lo llevase el nuevo. No entendía como alguien podía entrar en una casa como esta, en una fiesta como esta y decir esas cosas. O estabas loco o eras un genio, si la cosa salía bien, claro, fuera como fuese, el tipo debía agradecérmelo, le he salvado el culo de ser pateado, los de dentro ya estaban calientes y habrían seguido con quien fuera, prueba de ello era la silla que salió por la ventana. -¡Corre! - Empecé a correr calle abajo y segundos después estábamos siendo perseguidos por el tipo de antes con algunos amigos suyos. Menos mal que me han pagado, el problema es que aún tenía que vender un poco más. Un problema, eso o la gastaba, según viera pero en ese caso no era un buen negocio. Giré la calle a la derecha, después a la izquierda, después al a derecha y me metí en un callejón salida para entrar en uno de los edificio que tenía la puerta abierta, después la cerré. Respiraba aceleradamente e intenté no hacer ruido. Miré a mi alrededor bruscamente ¿dónde se había metido el canijo? ¡pero si iba a darle un cigarro!

_________________
avatar
James Rock

Mensajes : 14

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta hasta arder [Lochan Radwańska]

Mensaje por Lochan Radwańska el Sáb Mar 21, 2015 4:31 pm

Fiesta hasta arder.

Una vez que había callado, todo se volvió difuso y un tanto desconcertante para mí. Cuando ya todo es aburrido y vanal en tu vida, ¿No crees, que es un tanto… incómodo en que toda la emoción de una vida ficticia comience a hacerse presente de un día para otro? ¿No? Pues para mí sí lo era; es algo a lo cual no estaba acostumbrado, y, sinceramente creo que nunca lo estaré. ¿Por qué, cuando ya se está estable? ¿Por qué lo peor que puede hacer el ser humano es adaptarse? Joder, cuando no quieres algo no lo quieres. Ignorar, fantasear, ser un completo idiota y ya. Esa es mi vida.

No esto.

No es que me encontrara molesto, si no, azorado. ¿Azorado? Sí, por mi mala suerte aunque hablara de forma tan marginal y vulgar, tenía el conocimiento de muchas palabras. Y a mí eso me importa una mierda, porque no lo necesito y listo.

La mierda se queda dónde siempre se conoce.

Algo que es tuyo se queda así. Pero sigue siendo tuyo, ¿No? No sabía que estaba pasando en esos momentos. ¿Bill? –Oye, oye a quién le dices Bill.- De pronto me vi arrastrado por alguien que no conocía. Ah, se refería a mí. -¿Acaso no se te ocurrió un nombre más cool que Bill? Joder, ese nombre es sacado del culo de un anciano, ¿No crees?- Había mencionado que hablaba demasiado, ¿No? -¿Sabes que no soy un escudo, verdad? ¿Al menos me darás un cigarrillo, hermano? ¿O quizás me dejarás aquí?- Miré a mi alrededor, espera. -¿Sabes dónde estamos? Puta mierda, ni siquiera sé por dónde mirar.- Ardían, las heridas de mis dedos. Joder, nerviosismo, que maldito eres, ¿No? Si no es la confusión, es el nerviosismo. ¿Acaso no se podían quedar quietos, sólo por hoy? Tan sólo por hoy, y quizá por el resto del  curso. A todo esto, tenía que volver con mis locos. 

Sin embargo otra vez corría junto a una persona desconocida para mí, con una manada atrás mío. –Suficiente.- Murmuré en la maratón.

Había encontrado algo que me molestaba.

Podía fantasear y mentir con miles de historias sacadas de la mundana televisión, pero mierda, que no se hicieran realidad. Joder, que no se hiciesen realidad. ¿De qué me servía, después de todo?

De nada, y eso era un punto a favor.

Un portazo ante mí me hizo reaccionar. -¿Qué? ¡Oye! ¡Ábreme!- Me había quedado atrás, y golpeé tranquilamente la puerta. Si es que tranquilo era sinónimo de golpes desesperados, supongo. –Por estas mierdas es que prefiero estar cómodo, con mi mierda, viendo la televisión.- Estaba sereno, de cualquier forma. -¿Le podrías abrir a Bill?- Unos ruidos se avecinaron y entonces, mi cuerpo se arremetió contra la puerta. –Bill necesita ayuda, demonios, hermano.- Lo volvió a hacer, antes de no saber si lo había hecho o no, tenía todo el tiempo del mundo, ¿No? –Y un cigarro.-

¿En serio sucedía todo eso por un cigarrillo? ¿En serio? –PUTA MIERDA.-

Creo que había arremetido la puerta con tanta fuerza que logré abrirla. No lo sé, pero si ese fuese el caso, sería jodidamente genial. ¿No?


_________________
Your life is a lie.
When the fire dies; you thinks it’s over, but it’s just begun.
avatar
Lochan Radwańska

Mensajes : 33

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta hasta arder [Lochan Radwańska]

Mensaje por James Rock el Mar Abr 07, 2015 4:48 pm

fiesta hasta arder.
en algún piso.

Fui a abrir la puerta cuando el chico la derribó, me caí al suelo de espaldas y en cuanto di con el culo en la superficie, me levanté cerrando la puerta para no que entrasen, busqué algo para bloquearla y solo vi una silla maltrecha. Miré a Bill, me alegraba que estuviese bien, o todo lo bien que se puede estar en esta vida. Le miré y asentí con la cabeza. Debíamos movernos de allí pero antes tenía que pagar mi deuda. Metí la mano en el bolsillo y saqué un paquete de cigarros. Le di uno junto al mechero para que él mismo se lo encendiese. No esperé a que lo hiciera. Estábamos en la entrada de un edificio abandonado, era pequeño, sin ascensor, solo en esta planta había una puerta maltrecha con un cartel que ponía “contadores” y unas escaleras embutidas entre los paredes que las seguían. Di varias zancadas hasta llegar a las escaleras y subí cuatro peldaños hasta que las escaleras doblaron a la izquierda, subí cinco hasta la primera planta. Olía mal y todo estaba lleno de basura, latas, bolsas y unas cuantas cosas más que preferí no mirar. Fruncí el ceño y me giré en dirección a las escaleras por donde había subido y me incliné un poco hacia delante. Susurré -¡Eh! ¡Bill! Mejor que te quites de ahí por si deciden entrar, creo que he encontrado un sitio magnífico.

Y lo era, sobretodo si seguía subiendo pisos. Fui hasta el segundo piso y estaba lo mismo que el primero pero me areció menos seguro mucho más sucio, aunque no por cantidad sino por el número de preservativos y jeringuillas, así que decidí seguir hasta el tercero. Este si estaba mejor, sucio, pero mejor. Caminé por el pasillo de la derecha en busca de algún piso vacío que estuviese bien, todos estaban abandonas salvo si nos encontrábamos con algún mendigo o drogata que lo estuviese usando en esos momentos.

-¡Aquí nos podemos divertir! -Grité pero no mucho. Troté un poco abriendo la puerta de uno de los pisos, no me gustó y la dejé medio abierta. Abrí otra puerta y entré, estaba todo desordenado pero parecía un buen lugar, me paseé por las habitaciones y elegí el dormitorio de quien parecía que había sido de un chico, tenía solamente un colchón en el suelo, lo miré un poco para no llevarme una sorpresa y me senté dejándome caer.

_________________
avatar
James Rock

Mensajes : 14

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta hasta arder [Lochan Radwańska]

Mensaje por Lochan Radwańska el Vie Abr 10, 2015 10:26 pm

I'm kidding, dude.
|

Había caído, de forma abrupta. Y me encontraba incómodo, escéptico a todo lo que estaba sucediendo. Aquella incomodidad derivaba a la mierda de disgusto, no de enojo o que se yo. Escuché varias veces el nombre Bill, y a las bromas a las que siempre estaba dispuesto a seguir, en esos momentos, se habían disipado. La voz del desconocido me estaba hastiando. Mis ropas se encontraban sucias, y me daba igual. ¿Había mencionado que mi cuerpo siempre se encontraba nervioso? Bueno, con mis manías se demostraba que era un ser bastante nervioso, o que se yo, algo netamente físico. El tema era que toda ese “problema” se había ido a la mierda con la situación, pues me levanté de sopetón sin desgarrar más las heridas de mis labios y mis manos. 

Era el desgano, y joder. Observé al hombre y le quité los cigarros como si me lo debiera de verdad, acomodé mis espectaculares gafas de sol, y moví la cajetilla que sorprendentemente ya no me llenaba de emoción. La necesidad de aspirar mis propios desperdicios de tabaco se esfumaron con toda esa mierda. –Wuju- jacté con la voz seria, careciendo totalmente de emoción. De forma torpe, encendí un cigarro que no me apetecía y le calé.

Luego, el humillo expulsado de mis labios volvió a ser aspirado y terminé un poco mejor. Tan sólo un poco. De pronto él comenzó a dar grandes zancadas, genial. -¡Hombre, espérame, joder!- Formulé, jugueteando con el cigarro en los labios y tuve que seguirlo, como a mis hermanos pequeños, los cuales no me interesaban ni tampoco molestaban. Pero este tipo era diferente. –Oye, hermano, ¿Te puedes quedar quieto?- Alcé la voz, persiguiéndole rápidamente para no perderme más de lo que ya estaba. Bueno, quería volver con los locos, con mis locos, al menos no me removían de mi apacible estabilidad y aburrida existencia. 

De cualquier forma, me olvidaría de todo aquel alboroto casi irreal y de él por decisión propia. Como si nada hubiese sucedido. Y joder, algunas veces era bastante genial tener tan mala memoria, o fingir tener una. Nah. –Y dale con que me llamo Bill, joder, Bill.- Me quejé al entusiasmo del muchacho, y me sentí maduro, razonable, inteligente.

Mandé a la mierda mi molestia y defequé lo último que había pensado. Yo no era ni maduro, ni sabía nada ni quería saber nada. Ignorante. -¿Divertir?- No examiné mi alrededor para no encontrarme con más sorpresas que no quería en mi vida. Proceso de selección. –Hermano, ni siquiera te conozco, tampoco sé dónde estoy, ¿Sabes eso de querer volver a casa? Ya, pues quiero eso. Y además.- Relamí mis labios, dando ciertas caladas al cigarro. –Ni siquiera sé quién eres y me haces sentir un hermano mayor, viejo, ¿Y sabes que eso no es cómodo? Bueno, no es un tema relevante porque no debería ser así. El punto es…- Suspiré. –Haz lo que quieras para divertirte, hermano, pero rápido porque quiero volver a mi cama. Y joder, muchas gracias por el cigarro. Ahora, voy a hacer de cuentas de que nada ha sucedido. ¿De acuerdo?- Exhalé profundamente y me calmé de pronto.

-Hey hermano, ¿Cómo te llamas?-

No, no funcionó. Y no me gustó, pues no me sentía yo. Lochan. –Por hoy me llamaré sólo Bill- Y me desplomé en el suelo, cansado, viejo; de antaño.


_________________
Your life is a lie.
When the fire dies; you thinks it’s over, but it’s just begun.
avatar
Lochan Radwańska

Mensajes : 33

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta hasta arder [Lochan Radwańska]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.